América LatinaCrónica internacionalFeatured

¿BREXIT EN EL LIMBO? Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. Director de la Corporación Olof Palme-Chile

Brexit es una abreviatura de las palabras inglesas Britain (Gran Breta) y exit (salida), y es el término empleado para describir la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Después de 5 días de debate parlamentario, luego de que la Premier británica postergara la votación inicial del 11 de diciembre ante la clara derrota que recibiría en el Parlamento, la diferencia de 230 votos contra May es el mayor fracaso de un gobierno británico en el Parlamento. Según  The Guardian, “las derrotas del gobierno por más de 100 votos son cada vez más escasas. Los únicos datos registrados en el siglo XX se produjeron durante un gobierno obrero minoritario en 1924 y por 166 votos”.
Antes de la votación, May efectuó un sentido discurso a sus pares del Parlamento: “Después de todo el debate, de todo el desacuerdo y toda la división, ha llegado el momento de que todos nosotros en esta Cámara tomemos una decisión. Una decisión que definirá a nuestro país en las próximas décadas”, afirmó May.  Poco influyó en los legisladores su desesperado mensaje que advirtió de “incertidumbre, divisiones y de un riesgo” concreto “de no negociar o negar el Brexit”.
Reino Unido se sumó al bloque continental, actualmente conformado por 28 países, el 1 de enero de 1973, pero, en junio de 2016 los británicos decidieron abandonar la UE y poner fin a una relación de más de cuatro décadas. El Reino Unido permanecerá dentro del mercado común del bloque y seguirá estando sujeto a las leyes y regulaciones de la UE hasta acabar diciembre de 2020, mientras los dos bandos tratan de concretar una nueva relación comercial.
Para abandonar o salir de la Unión Europea el Reino Unido permanecerá dentro del mercado común del bloque y seguirá estando sujeto a las leyes y regulaciones de la UE hasta acabar diciembre de 2020, mientras los dos bandos tratan de concretar una nueva relación comercial.
La salida del Reino Unido de la UE podría crear muchos problemas a sus relaciones, sobretodos comerciales, con países que tienen Tratados de Libre Comercio  (TLC) con la UE pues habría que reconsiderar los términos en que éstos se han hecho. Habrá un período de transición para la salida del Reino Unido l cual ahora no estará muy claro pues el Parlamento Británico rechazó el acuerdo firmado entre la UE y su país.
La derrota de May fue tan contundente, que nada menos que 118 miembros de su propio partido (de 314) rechazaron el acuerdo.  La oposición laborista exigió una moción de censura, que será sometida a votación  “Esta es una derrota catastrófica. La Cámara de los Comunes ha emitido su veredicto sobre el acuerdo”, dijo Jeremy Corbyn, apostando por un escenario de elecciones anticipadas.
El real problema de Gran Bretaña es que todo el mundo quiere aprovechar la debilidad de los Conservadores, cada bancada quiere imponer su propia vía, la cual va desde más plazo para la salida hasta un eventual segundo referendo. Por ejemplo, el DUP, que votó en contra del acuerdo, señaló que apoyará al gobierno en la moción de censura porque quieren “un mejor acuerdo”, especialmente por el controvertido tema de la frontera entre las Irlandas.
Por otra parte Partido Nacional Escocés (SNP), pidió una extensión del Artículo 50, que establece que el 29 de marzo el Reino Unido deberá abandonar la UE, para dar paso a un período de transición. Esta extensión podría aplazar el Brexit.
El Reino Unido saldría oficialmente de la Unión Europea el viernes 29 de marzo de 2019,y dejará de participar a cualquier nivel en la toma de decisiones del bloque. Pero, bajo el proyecto de acuerdo, con Reino Unido el plazo, sin embargo, puede ser extendido si el gobierno británico así lo solicita y los otros 27 miembros de la UE están de acuerdo. Esto es lo que piden los escoceses quienes votaron mayoritariamente en contra de la salida del Brexit durante el referéndum.
La dirigente escocesa Nicola Sturgeon, dijo que “la realidad es que un segundo referendo, con la opción de permanecer en el voto, es la única opción creíble para evitar daños incalculables a la economía y las perspectivas de las generaciones futuras”.
Sin embargo, durante este periodo, todos los “instrumentos y estructuras regulatorias, presupuestarias, de supervisión, judiciales y de ejecución” existentes en la UE continuarán aplicándose en Reino Unido, incluyendo fallos de la Corte de Justicia europea.
En los hechos, el periodo de transición otorga a las dos partes tiempo adicional para continuar las negociaciones. Si los 21 meses extras no son suficientes — y los críticos sugieren que así será casi con seguridad — el periodo de transición se puede extender por un acuerdo conjunto antes del 1 de julio de 2020 y por un tiempo no especificado. En otras palabras, el Brexit continuaría en el Limbo.
Ahora bien, si ninguna de las opciones planteadas logra un acuerdo parlamentario, el Reino Unido podría salir de la UE sin ningún tipo de Pacto, lo que generaría enormes riesgos económicos, aduaneros y fronterizos. Otra opción es que el Brexit incluso podría ser revocado, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Valentina Jofré de Chile plantea: “Por ahora, el Brexit se parece cada vez más a una pesadilla.” Después de todo es posible que el Reino Unido no salga de la Unión Europea. Como dice Shakespeare “To be or not to be, that’s the question…”
E-mail: conchamh@gmail.com
Show More

Related Articles

Check Also

Close
Close
Close