Buenas noches Marruecos

  Buenas noches Marruecos:  Según documento de la CIA desclasificado La recuperación de Marruecos de su Sahara fue un compromiso con el Estado español

 En vísperas de la expiración del mandato de Barack Obama, citada hoy por “Yabiladi”, la CIA, por decisión de la Justicia, ha desclasificado más de 930 000 documentos secretos. Uno de ellos seduce e intriga nuestros vecinos del norte, especialmente la prensa.

 La razón es simple aunque el sentido común muy irracional. Se trata de las transacciones entre el entonces príncipe heredero de España, el futuro rey Juan Carlos, entonces Jefe de los ejércitos y Jefe del Estado en funciones y el difunto rey Hassan II sobre la retrocesión de estas provincias al Reino.

O sea que la entrada de los caminantes de la paz de la Marcha verde era todo, absolutamente todo, menos lo que pretende la prensa y algunos sectores nostálgicos a aquello de “España ultra-mar” y de “provincias españoles en África y en el fin del mundo, por razones que solo ellos saben, particularmente era fruto de un acuerdo concluido entre Juan Carlos y el entonces rey de Marruecos, el difunto Hassan II.

O sea: que el retroceso del ex Sahara española a su dueño: Marruecos fue un compromiso entre Marruecos y España y sus respectivos mandatarios

Este compromiso entre Rabat y Madrid – dos estados soberanos) iba a cobrar cuerpo jurídico, pocos días después durante la firma de los acuerdos de Madrid, el 14 de noviembre de 1975.

 Tampoco lo digo yo o lo decimos nosotros. Es la CIA: el centro de Inteligencia americana que cita informes sobre las discreciones reveladas por el ex monarca español al embajador de Estados Unidos en Madrid.

Es decir, aunque ni siquiera faltaba ni sobraba que Marruecos obro de conformidad con el derecho internacional y las leyes mundiales en vigor.

El reino de Marruecos negocio con quien debía

Pretender otra cosa seria pedir a Marruecos devolver el norte de Marruecos, cuya independencia, justamente Hassan II y Franco habían negociado. Y seria, cuando menos, insensato y trasnochado, pedir a Marruecos devolver esta parte del Reino a España en espera de “alguien” más democrático que Franco y Hassan II.

Marruecos negoció con quien debía y como debía. El resto es pura acrobacia dialéctica y palabrería.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page