Buenos días Marruecos

 Buenos días Marruecos  Marruecos/Argelia ¡Los hay tan caraduras…! Said Jedidi

 Aprieten el cinturón porque lo que les vamos a contar no es y no debería ser apto a los que padecen vértigo y nausea o repugnancia: Ahmed Ouyahia, conocido mayordomo del presidente Abdelaziz Bouteflika del que hizo una vez su primer ministro y del que es hoy su director de gabinete y cartero con la cúpula militar reinante en el país vecino ha acusado recientemente a Marruecos de estar detrás de los movimientos separatistas en su país.

 ¿A qué movimientos separatistas se refiere el mayordomo de Bouteflika?

¿Se refiere a la banda separatista del Polisario? No creo. Habiendo sido primer ministro de su país, aunque solo en apariencia porque se encargaba de asistencia doméstica del presidente como lo hace hasta ahora, el Sr. Ouyahya no debe ignorar los miles de millones de dólares dilapidados inútilmente en la inversión separatista y en la empresa de desestabilización en/de Marruecos de su país y concretamente del gobierno que en apariencia dirigía.

Luego… hay aun quien ignora quien ha creado, financiado, armado y teledirigido/teledirige el separatismo y la inestabilidad en el Magreb.

Que yo sepa y que todo el mundo sabe el Polisario es obra de Argelia y su finalidad subversivo-separatista es proyecto argelino, pero cuando se intenta y se fracasa durante 41 años, no se controla la lengua.

Profano en materia política, Ouyahya revela al mundo que su país se ha convertido en tan pequeño y tan débil e incapaz que hasta el, de notoriedad pública internacional pacifista y pacifico Marruecos puede asestar golpes a este régimen que dilapida en armas el equivalente de 30 países africanos en comida.

El ex “primer” ministro argelino nos revela, no obstante un nuevo episodio con diferentes coordenadas e infinitamente menos fanfarroneado como de costumbre cuando abren el pico los responsables argelinos.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page