Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: ¿Cuánto sustrajo Ghali de la ayuda humanitaria para sus gastos en España?

Espectro de hambruna

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Los rumores en este gulag argelino de Tinduf dicen que la población va a tener que apretar más el cinturón. Entre sus millonarios gastos en el hospital San pedro de Logroño y los de su “ilustre” defensa ante la Audiencia Nacional, el ex chivato franquista ha dilapidado más del 80% de la ayuda humanitaria recibida durante el actual trimestre.

Argelia bastante ha tenido en la compra de conciencias para tratar de blanquear su verdadero rostro en la reciente mascarada electoral, en la que, sin precedentes en los anales electorales en el mundo, toda una región: Kabilia no estará representada en el camuflado parlamento por haberse negado a tomar parte en la farsa.

Total: Ghali y sus 40 caciques han tenido que recurrir al sustento de sus rehenes en los campamentos para sufragar los gastos de su jefe en España.

El resultado es inquietante, como ya es habitual en estos tristes campamentos cuando planea la escasez, se ha recorrido al aparato represivo para evitar que la gente reflexione al respecto.

Otra cosa seria saciar el hambre y la sed durante las próximas semanas. La ayuda humanitaria se ha quedado en el hospital San edro de /Logroño y en las cuentas bancarias de los abogados de Ghali en la Audiencia nacional.

Es la normalidad polisarista. La otra pregunta es: Cuànto ha costado-cuesta el ex chivato franquista a los españoles?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page