Cronica desde TindufFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Descontento por los mercenarios españoles en redes sociales

INutiles

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

La gente en este Guantánamo argelino de Tinduf se pregunta con qué derecho se les quitan raciones de su ayuda humanitaria para pagar a inútiles, ineptos e inservibles payasos españoles en las redes sociales.

La gente comenta la inutilidad de estos mercenarios que no sirven para nada y que incluso sus chorradas en las redes sociales fortalecen a Marruecos.

Desde que están de mal a peor. Cuentan barbaridades cuando la UE prosigue su cooperación pesquera con Marruecos, reconociendo de facto la soberanía de Marruecos sobre el Sahara.

Los rehenes de este gulag argelino de Tinduf ven como Marruecos fuerte con su derecho, nunca necesita a ningún mercenario extranjero para calumniar a sus adversarios. De hecho, hoy es este mañana será otro, quizás el que los haya fichado.

El mentor está muy descontento de su labor y hay frecuentes fricciones con el domestico polisarista sobre su utilidad.

Ante este triste panorama la gente descubre la realidad y la impostura argelina, en perdida de velocidad en su complejo su marroquí.

El Polisario, su mentor argelino y sus mercenarios españoles: asociación de malhechores.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page