Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Estas miradas que convergen hacia Marruecos

La admiración discreta

 

                           

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

De conclave internacional a conclave mundial. Marruecos, un foco de atención y de admiración. Lo que no escapa a los rehenes de los campamentos argelinos de Tinduf que siguen con orgullo, la ascendente trayectoria de su país: Marruecos.

Destino de ilustres y celebridades, Marruecos avanza serenamente, constituyendo un motivo de alegría y de esperanza para los miles de secuestrados en este gulag argelino de Tinduf.

Los testimonios del Secretario general de Naciones Unidas, entre muchos otros, son una brújula de la diferencia entre lo que es su país, Marruecos y lo que dicen de él “otros”.

De manera imaginativa, los rehenes de Tinduf siguen actual 9º Foro Mundial de la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC) que comenzó en Fez, con el objetivo de reforzar el diálogo y la cooperación entre comunidades, culturas y civilizaciones.

Y es que Marruecos es esto: tierra de dialogo, de convivencia, de realismo y de la mano tendida. Es, según muchos, la ilustración misma de la lógica de sensatez.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page