Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Ilusiones-espejismos

El ahogado se agarra a lo que sea

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Hasta donde han llegado las cosas en este gulag argelino de Tinduf: Todo lo que anuncia el Polisario o su mentor argelino es considerado como un bulo. “Solo los que cobran por ello aquí lo ‘creen’”, comentaba Mahfud Sid Mehrazi (seudónimo).

Nadie cree nada…

La imaginaria guerra, la “liberación” de Al Gargarat o, más reciente un twit del presidente Biden sobre el Sahara, temas de ironía y de desprecio para la inmensa mayoría de las poblaciones de estos tristes campamentos donde, como diría Mahfud Sid Mahrazi “no se acierta ni una”.

Todos lo tiros salen de la culata. La gran “revelación” del tuit de Biden ha servido para que los que no lo sabían o dudaban encontraran la más categórica confirmación y reconfirmación del reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre todo su Sahara. Y, para que nadie persistiera en la alucinación, el departamento de Estado americano ha publicado solemne e inmediatamente el mapa de Marruecos con su Sahara.

La nueva ilusión vehiculada desde Argel ha durado, como siempre muy poco, pero ha servido a los secuestrados de diversión donde no la hay.

Como reza el sabio refrán saharaui “la estupidez es un tipo de locura”.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Lo perenne y lo accidental: El Polisario en peligro de… distensión

  • Argelia/Israel/UA: En boca cerrada no entran moscas

  • Argel/Rumores de relevos: ¡Pánico en Tinduf!

  • Campamentos de Tinduf: Algo màs que palabras huecas

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page