Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Indignación internacional por la militarización de niños

Reprobación mundial

Si aún faltaban pruebas para convencer a quienes todavía no quieren creer en los atroces crímenes cometidos por el Polisario, aquí están. El de la explotación escandalosa de los niños de los campamentos de Tinduf, entrenados en el manejo de armas y otras técnicas de guerra.

Zn un video publicado recientemente por el sitio algargarat.com en su página de facebook, se ve claramente un enjambre de niños, de apenas diez años, sometidos a un duro entrenamiento militar bajo las órdenes de soldados separatistas y argelinos,  lo que suscita la indignacion de las organizaciones de derechos humanos.

El más reciente, el Centro Europeo para la Paz y la Resolución de Conflictos se ha ofendido por el vídeo según el cual « se trata de niños adoctrinados de la región de Tinduf que practican el tiro con armas ». Añadió que « según los informes, al menos 100 niños saharauis fueron transportados a campos minados por el Frente Polisario, este último conocido por alistar a niños soldados ». Su reclutamiento comienza a los 10 años. Los niños soldados se utilizan como máquinas de guerra que matan a familiares y amigos « .

Esta secuencia de vídeo, cuyo contenido también se ve confirmado por numerosas fotografías en las que el Polisario no duda en desfilar a niños armados con uniforme militar, también acaba de despertar la ira de una organización internacional de derechos humanos con sede en USA, y generalmente consultada por la ONU. Según el sitio libe.ma, en un artículo publicado el 11 de enero, la ONG estadounidense critica « la explotación infantil el Polisario en » propaganda de guerra « en un contexto de tensión política en la región ». Esta tensión la ha mantenido el tándem Argelia-Polisario desde el restablecimiento del orden en El Guerguerat por parte de las Fuerzas Armadas Reales el 13 de noviembre.

La militarización de niños en el Polisario se considera, por tanto, un crimen de guerra, porque viola todas las convenciones, pactos y tratados de la ONU relacionados con la protección de los derechos del niño, especialmente en caso de conflicto armado.

El 4 de enero, la Alianza Internacional para la Defensa de los Derechos y las Libertades (AIDL), ONG francesa presente en varias capitales europeas y en Nueva York, condenó enérgicamente, en un comunicado de prensa, el reclutamiento y explotación de niños por el Polisario « sumergiéndolos en zonas de conflicto y guerra, porque es un crimen internacional que requiere un enjuiciamiento y seguimiento internacional para todos los involucrados ».

Esta abyecta violación del derecho internacional en los campamentos de Tinduf es el sello distintivo de los movimientos separatistas y recuerda la tragedia de los niños soldados en las recientes guerras civiles en Liberia y Sierra Leona, y las que aún se están gestando en la República Centroafricana o en la República Democrática del Congo, entre otros, y donde los niños, a menudo adoctrinados y drogados, se transforman en verdaderas máquinas de matar, pero también en las primeras víctimas de estas guerras fratricidas.

La militarización de niños es sobre todo sintomática de la escasez de hombres, y es aparentemente este problema el que padece el Polisario ya que su soldadesca está formada por personas vulnerables como menores de 18 años, mujeres, ancianos, pero también migrantes subsaharianos y otros mercenarios.

También hay que recordar que ya en septiembre de 2014, la Asociación Forum de l’Enfance, una ONG marroquí con sede en Rabat, lanzó una petición en la web para sensibilizar a la comunidad internacional sobre la situación de los niños saharauis que viven en los campamentos de Lahmada.
Esta petición exigía una investigación bajo los auspicios de la ONU para arrojar luz sobre la difícil situación de los niños que viven en los campamentos del Polisario. “Los derechos del niño son ante todo educación, salud, medio ambiente sano, entretenimiento y una vivienda digna”, recordaba esta petición, dirigida en su momento a la representante especial del Secretario General de la ‘ONU para los niños y los conflictos armados, la argelina Leila Zerrougui.

Pero no se puede descartar que al exhibir deliberadamente a tantos niños soldados, el Polisario esté tratando de conmocionar la mente de la gente y así vender su actual guerra imaginaria, para sobre todo invulucrar a la Unión Africana haciéndola volver al tema de Sahara, con el pretexto de « silenciar las armas ».

Reporte original de « Le360 »

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page