Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: ¿Para qué sirven las brigadas médicas cubanas?

"Nada serà como antes"

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

España, con falsa identidad y pasaporte argelino y no Cuba donde hubiese podido entrar con su verdadero nombre y el simulacro de pasaporte de su quimérica RASD.

Contesta Jatri BJE: “porque cuando se está a dos dedos de la muerte desaparecen las opciones de la guerra fría”.

En Rabuni, sede de la secretaria general de la banda del Polisario, a excepción de muy pocos seleccionados por la inteligencia militar argelino, no se ha informado a nadie de las transacciones con España sobre el “traslado” de Brahim Ghali para evitar la ejecución de las decisiones judiciales contra él. Lo que, evidentemente suscita más que preguntas ciertas susceptibilidades, inherentes de convertirse en otra sedición en el seno de las milicias de Argel.

Hasta el postulante a la “presidencia” Mustafa Bachir pasó rozando los postes: “Nuestro ‘presidente’, había dicho al día siguiente del escándalo BenBattocuh, está en Argelia recibiendo cuidadnos médicos y evoluciona muy positivamente”.

¿Sabia y se le ha prohibido revelar o ignoraba y decía lo que le dijeron decir?

Las poblaciones de los campamentos creen que, en ambos casos, el hombre ha demostrado una mal honestidad proverbial. “Nos mentía a nosotros no al mundo”, comenta furioso M.POI, “destacado” dirigente de la juventud saharaui del Polisario, para quien “desde ahora en adelante, nada será como antes”.

Tiene razón el joven M.POI aunque debe saber que la inteligencia militar del mentor argelino lo sabe también y obra incansablemente para evitarlo.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page