Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: ¿Por quién nos toman?

la cuerda de las mentiras

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En este gulag argelino de Tinduf, todo desarrollo, interno o externo es una ocasión para seguir mintiendo a esta impotente población.

Ni somos ingenuos ni menores ni no vacunados. En este campamento argelino os tienen desde hace 45 años y cada ano, en la ONU, en la UA, en elecciones de Estados Unidos o simplemente en un aniversario real o ficticio nos sacan el rollo de “que con esto va a…”.

45 años. ¡Basta! Los intereses argelinos no son los nuestros, sus codicias son suyas y sus apetitos expansionistas son su alucinación. Nosotros somos rehenes de una injusticia atroz cuyos autores, propios y extraños pagarán un día.

Esperamos, llega y se va y a otro ano… otro decenio… otro siglo. ¿Quién en estos campamentos ignora cómo viven nuestros germanos en Marruecos, como disfrutan de sus derechos, como son tratados, con su dignidad y su orgullo intactos y su presente y futuro garantizados?

¿Quién no haya visto, aunque una sola vez como están las verdaderas Layun, Dajla, Bojador, Smara etc y como estamos nosotros aquí en estos tristes campamentos en medio de inútiles perterchos militares y promesas hechas en agua que se seca después de segundos?

En estos tristes campamentos lo sabemos todo, pero esperamos… ya llegará el momento.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page