Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: ¿”Qué somos”?

Lo dijo el mentor

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Con o sin congresos, con o sin fanfarronadas, con o sin locuras, la gente en este gulag argelino de Tinduf se pregunta lo que es. ¿Refugiados? Dependiendo de la ayuda humanitaria internacional, pero con ejército, militarización de pequeños, venta para su evangelización en España y promesas de un Estado que nunca existió y por ello imposible de existir.

Sin escrúpulos…

La gente no comprende lo que es. Su “presidente”, ahora vitalicio está registrado como refugiado. ¿Y ella?

La gente quiere vivir realmente. Dejar de existir virtualmente al compás de congresos y de promesas incumplidas. Se ve en su rostro, marcado por la impotencia y la injusticia. Nada en el mundo es peor que decir lo que te imponen decir. “Los hay que les conviene esta deplorable situación, no nosotros… no la inmensa mayoría”.

Depender del mentor es existir momentáneamente, coyunturalmente… circunstancialmente.

Contradicciones que explotarán ineluctablemente. La presión origina la explosión.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page