Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Ruido de sables

Mañana o pasado...

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

Lo decíamos hace días en perfecto conocimiento de “causa”: Con la mascarada de su “congreso” el Polisario acaba de abrir, par en par, las puertas del infierno… su infierno. “Sin embargo, comenta el viejo HSA, era fácil optar por un personaje limpio y que encarne otros ideales que el reunir fortunas o violar mujeres”.

Hoy por hoy, etnias vistas de lejos, columna vertebral en la agresiva política de la milicia del Polisario han decidido tomar la “ley” por su cuenta. Total, han dicho que por aquí no debe pasar el Polisario.

Dentro, incluso de la cúpula de la mafia, hay irreconciliables discrepancias y disputas. Desde el comienzo muchos advirtieron contra la política de la junta militar de sacar al más desprestigiados de los dirigentes del Polisario para hacer frente a su candidato, el refugiado Al Ghali, Al Mostada Assahyid. Muchos tragaron el fraude, otros esperan el momento oportuno, todos entienden que el “Congreso” argelino ha acabado con lo muy poco de prestigio que tiene la banda ante algunos incondicionales aliados.

El Polisario estrena nueva era de confusión e incertidumbre. Otro quebradero para el mentor argelino que ve, impotente como las rivalidades va a acabar con su multimillonaria inversión.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page