Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos argelinos de Tinduf: Tebboune que no engaña a nadie

47 años de espejismos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria s por milagro”. internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

Sin precedentes en la turbulenta vida de este gulag argelino en Tinduf: “El presidente argelino dice que no nos abandonará. ¿Acaso no estamos abandonados desde hace 47 años?” Labhib M.I no parece tener pelos en la lengua.

Como Lahbib a la mayoría de estos rehenes en este campo de concentración argelino de Tinduf las palabras del presidente argelino les produce una mezcla de irritación e ironía. “No sé si sabe cómo vivimos y como viven los sahrauies en su patria marroquí, pero las armas que les da no se comen. Lo que se come es la ayuda humanitaria que se malversa y de la que sus agentes en estos campamentos se llevan sus comisiones”.

La gente sabe y lo comenta a quién ayuda Argelia, por qué les ayuda, como les ayuda y hasta cuando les va a ayudar.

“Para Argelia y su presidente no somos más que un puente. Su ojo está fijo en el territorio no en el paisanaje”. J.MS una anciana que dice a quien lo quiere escuchar que no sabe donde desaparecieron sus cuatro hijos y que cada vez que pregunta les dicen que si insiste perderá a su hija que le queda.

El Polisario y sus métodos. El Polisario y su manera de “persuadir” … una manera que ha hecho al 75% de los dirigentes abandonarlo y el 15% de los que queda no espera más que la ocasión para hacerlo.

En los campamentos se ve lo que se come, de donde se come, como se duerme y como se vive y se exclama: “Cuando Tebboune habla del Sahara, se refiere a sus domésticos en la cúpula de la banda. Nosotros no somos más que un escaparate, cuya precariedad le evita gastar. Financiamos con nuestra tragedia”.

Tebboune haría mejor hablar de Cabilia.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page