Campamentos de Tindouf Algo se mueve… Khalil R’Guibi

0
Campamentos de refugiados o campos de concentracion?

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

Nadie en el Polisario ni en su mentor argelino comprende a qué se debe tan lógica postura marroquí en Lisboa en su encuentro bilateral con el Enviado personal del Secretario general de la ONU.
Uno y otra y entre ellos las poblaciones de estos campamentos presagian nuevo cauce en la cuestión del Sahara en el que Marruecos acata las decisión de la ONU pero impone su método, su opción y lo que puede aceptar.
En los campamentos, en una alusión a la propuesta de autonomía se cree que Marruecos “hizo lo esencial. Fue generoso y muy consecuente con una solución justa y equitativa” de este prefabricado problema.
De hecho, la inclusión en la delegación oficial marroquí de dos de los màs representativos personajes en el Sahara presagia una nueva situación en la que el Polisario y su Argelia van a tener que tratar con los verdaderos saharauis y a través de ellos la autéhntica dimensión del artificial conflicto.
Dicho con otras palabras: el cambio en la postura de Marruecos no se limitarà a Lisboa, sino desde ahora en adelante en todas las manifestaciones respecto a su integridad territorial.