Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf Con la mirada convergida hacia Marruecos

Marruecos es otra cosa...

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

En una semana o menos, el odio y el falso rencor sembrado durante 43 años por Argelia a través de su Polisario ha desaparecido o casi, a pesar de la proliferación de los chivatos y de la corrupción de los hambrientos.

La gente habla de Marruecos, y es la primera vez en los cuatro decenios que se desafía el orden establecido, elogiando la patria, añorando a la familia y expresando el voto y el rfuego al Todopoderoso de salvarla de la humillación argelina y de la servidumbre de la cúpula del Polisario.

Renace la esperanza “La pérdida de seres queridos en su tentativa de huida de este gulag no ha sido en vano”, comenta una madre, cuyos tres hijos están en las prisiones del Polisario, devueltos a Tindouf por militares argelinos cuando estaban a punto de ponerse a salvo con destino a su país: Marruecos.

Los màs sabios oran por màs clarividencia y menos obediencia ciega a las órdenes del mentor argelino “cuyos intereses no son los nuestros y que nos ha hecho sufrir durante décadas solo para realizar sus miras expansionistas en la región”.

¡Hágase luz! La población de los campamentos quiere saber màs de su país: Marruecos, habiendo comprendido, finalmente, que todo lo que dicen y por decir argelinos y sus “huéspedes” y domésticos del Polisario son mentiras.

“Marruecos es otra cosa y lo que ha pasado también”.

Show More

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close