Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf Conversaciones de medianoche                      X Khalil R’Guibi

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Ni lejos, ni cerca. Argelia tropieza en la misma piedra mil veces. Está al borde del colapso socio-económico y el reciente debate general ante la Asamblea general de Naciones Unidas ha demostrado que acaba de” perder la muy poca credibilidad y “autoridad” que tenía cuando el barril del crudo valía otra cosa.
  • El ministro mauritano de Cultura y portavoz del gobierno acaba de desmentir lo que nos decían sobre un rechazo de la acreditación del nuevo embajador en este país
  • Ya era momento porque la prensa argelina y su subordinada de aquí cantaban y bailaban con una nueva crisis entre Marruecos y Mauritania
  • No sé por qué mienten
  • Es que todo el prefabricado problema del Sahara es una estafa… una impostura argelina para salir al Atlántico y que creía que era fácil y aquí estamos desde hace 42 años y ella patas arriba y en quiebra
  • No sé por qué la dirección del Frente no deje esta servidumbre hacia el mentor argelino y buscar una solución con Marruecos
  • Pues tiene que tirar a un lado
  • ¿Qué quieres decir?
  • O bien declarar a Tindouf su república, lo que les pueda costar un exterminio o irse a Rabat a negociar seriamente una solución. Nadie tiene derecho de mantenernos en tan crueles e inclementes condiciones de todo tipo.
  • Argelia no les deja ni les dejaría. Ha invertido tanto en la destrucción de su vecino marroquí que acabó destruyéndose a si misma
  • Y es que esto, cada vez está peor. De mal a peor sin que nadie lo sepa
  • Creo que debemos hacer algo. No hay derecho de que donde hay tanta opulencia de la elite puede haber tanta miseria y escasez de la inmensa mayoría de la población.
  • El problema es Argelia pero la solución es Marruecos. El resto es pura e inútil palabrería.
Alba en Tinduf. Un improvisado almuédano llama a la oración del Fayr.  Fin de la conversación
Show More

Related Articles

Close
Close