Campamentos de Tindouf/ Harina de maíz De dónde “vino” y hacia dónde ha ido

0
Letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

Se equivocarían los que puedan creer que exageramos cuando denunciamos la malversación de la ayuda humanitaria internacional a la población de los campamentos argelinos de Tindouf.

Se equivocarían porque seria inmoral comprobar cómo ya està comprobado por múltiples organismos mundiales actos de piratería y de delincuencia politizadas porque hay complicidades españolas y no alzar la voz contra la cobardía moral y la impostura.

En España y en muchos otros países europeos se engaña a la gente con imágenes trucadas y reales pero exhaustivamente elaboradas después de hacer padecer hambre a la gente. De tal modo que con sus cómplices, las ONG y asociaciones de apoyos a “pueblos saharauis”  colectan fondos y los envían a… Argelia, no llegando más que raramente a los campamentos y a los estómagos de los refufiadizados.

De esta forma, es legítimo y hasta indispensable denunciar a estas ONG y a estas asociaciones que desde hace casi 43 años se dedican a este negocio sucio con el Polisario y algunos funcionarios argelinos.

La UE ha denunciado en más de una ocasión, pero solo al Polisario. Una acusación a medias, sin efecto, porque el núcleo de este trafico está en España y no en los campamentos argelinos de Tindouf como quedó demostrado hace pocos días con la malversación de harina de maíz destinada, en principio a la poblacon de los campamentos pero vendida en tiendas argelinas.

43 años de negocio de blancas y un, cuando menos, inhumano trafico que deja hambrientas miles de personas ante los ojos abiertos y la voluntad ávida de seguir enriqueciéndose mediante esta no menos antihumana asociación con estas ONG españolas.