Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf La “generosidad” enlatada

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Cada vez que hay ruido de voces en los campamentos, el régimen argelino, a través de sus mayordomos del Polisario inyecta una nueva dosis de generosidad” circunstancial hasta que se calmen estas voces.
Los chivatos de la banda del Polisario habrán hecho llegar a sus superiores argelinos que algo se llueve en estos tristes campamentos. Resultado: contrariamente a lo que sucedía hasta hace poco cuando elevar la voz equivalía años de mazmorra fría en Rabino, raciones de arroz y de leche en polvo y hasta carne argentina congelada comenzaban a llegar a algunas jaimas protestantes.
La “generosidad” del ocupante argelino. Una ínfima parte de la ayuda humanitaria que estaba destinada a mercados de países vecinos. Con un tamiz no se puede ocultar el sol.
Mientras tanto, la gente ve con desprecio e incluso con asco a los dirigentes del “Frente” cuando pasan, levantándose una ola de comentarios negativos, críticos e incluso insultantes
La gente se ha cansado de estos pésimos rostros, autores materiales de su drama.
Un levantamiento general está a la vuelta de la esquina. Desde todos los lados se escucha el ruido de las bayonetas argelinas… Tindouf es argelina.
Show More

Related Articles

Close
Close