Campamentos de Tindouf La nueva situación

0
En Tindouf pero convergiendo sus tristes miradas hacia su pais: Marruecos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Lila Haddad dijo lo que sabe o lo que ha padecido o la hizo padecer su régimen argelino. Curiosamente no son muchos los “objetores”  de conciencia en Argelia que se atreven a denunciar lo que realmente saben…. Como por ejemplo, muchos países han propuesta jugosas ayudas humanitarias a las poblaciones de los campamentos de Tindouf pero a la lógica, fácil y razonables condición de que vaya directa e inmediatamente a la población y no a engrosar las cuentas bancarias de la cúpula mercantil de la banda del Polisario y sus padrinos argelinos. Respuesta del régimen argelino: ¡ni hablar: sin condiciones o nada…. Es decir: Que mueran las poblaciones de los campamentos o con nuestra comisión o no hay ayuda que entra a esgtos campamentos.
En una de nuestras próximas crónicas, basándonos en informaciones de primera mano les contaremos lo que está preparando la inmensa mayoría de la cúpula del Polisario “por si las moscas…”.
Por ahora me limitaré a contarles que algunos se han acordado de aquello de que  cuando el barco se hunde las primeras qiue suben a bordo son las ratas…. Y han subido a bordo con millones de dinares y lujosas residencia en Vitoria o en Las palmas en previsión de malos tiempos.
La fiesta se está terminando y tanto el Polisario como su mentor argelino buscan el mejor medio de ordenar la  camella saharaui.