Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf La  vergonzosa gestión de Argelia

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

El cuerpo médico, los hospitales de campaña, las enfermeras y los medicamentos son cubanos. ¿Y Argelia? Los responsables argelinos se limitan a la palabrería y a cobrar comisiones de la venta de la malversación de la ayuda humanitaria.
¡Una vergüenza! Se pasa la vida hablando de su “pueblo saharaui” y solo dilapida los fondos de sus ciudadanos sobre la cúpula de la banda, dejando, incluso contribuyendo a la tragedia de las poblaciones de estos campamentos para facilitar la tarea a sus mendigos polisaristas y para mostrar la escasez y el drama de los “refugiados” al amparo de decenas de carros de combate que cuestan miles de millones y de un arsenal que solo sirve para desestabilizar al vecino marroquí y a demás países de la región.
Y como si esto no le resultara suficiente, el régimen argelino ha recorrido a Iran, Hizoballah y antes a Cuba.
  • Que tomen nota los países de la otra rivera mediterránea.
Las “infraestructuras” son  de países introducidos en el error. ¿Y Argelia? A Argelia no le interesan  ni los sahrauies ni sus problemas, sino la cúpula de los milicianos a los que manipula y utiliza en su diferendo con Marruecos.
Show More

Related Articles

Close
Close