Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf Los que nacieron con estrella y los estrellados

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

No cabe duda de que su experiencia en los diferentes tráficos les sirve ahora para crear otro tráfico-del ganado: cabras y chivos de contrabando y corderos y ovejas que llegan, nadie sabe de dónde y van tampoco nadie sabe dónde. El resto son tristes espectadores que ven sin poder reclamar, escuchan sin poder protestar y padecen si poder resistir.
“Ya me gustaría saber quién nos ha metido en todo esto”, se quejaba un jovencito no de más de 17 años después de ver o que le hayan dicho que fulano y mengano les ha llegado el cordero del Eid. Ambos no son “refugiados” ordinarios. Son parientes de fulano y mengano.
Ellos y los otros. Aquí, en estos tristes campamentos existe la peor segregación tribal y étnica del mundo y de la historia. Aquí, Podemos y no Podemos lo saben y se aprovechan, existe aún la esclavitud. La han modernizado, la han actualizado y adecuado. A finales del 2018 los máximos dirigentes de la banda del Polisario siguen esclavizando a hombres y mujeres que Dios ha Creado libres…
Los campamentos de Tindouf bifacéticos: campamentos de refugiados, y campamentos de milicias armadas hasta los dientes, cuya única y exclusiva misión es velar por los intereses estratégicos de Argelia, manteniendo a estas masas de impotente gentes atadas a la vida, sirviendo de escaparate para su mendicidad.
Muchos subsaharianos se han ido. No soportaron este infierno. Algunos cubanos ya han comenzado a abandonar los campamentos.
Como si no supieran mor qué, los mentores argelinos se preguntan Por qué.
 
 
 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page