Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf Peor que ayer, mejor quea mañana

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

De mal a peor. Unos ven impotentes deteriorarse constante y vertiginosamente su situación, otros se pasan el tiempo revisando los ingresos en sus cuentas Canarias en canarias o en Vitoria. Unos no tienen donde caerse muertos. Otros importan el caviar ruso y los más caros licores franceses. El Polisario se dirige hacia la explosión aunque hasta ahora como diría un anciano de la “Wilaya de Layun (Mahfud B) “creíamos que la presión origina la explosión, aquí en estos campamentos de la vergüenza parece que hay un pinchazo en algún lugar, no hay presión”.
La gente no encuentra qué comer y parece realmente increíble creer donde existe tanta opulencia ( Brahim Ghali y sus 40 ladrones) puede existir tanta miseria y hambruna. Cheikh Mahfud tiene razón: “es una conocida estrategia argelino-polisarista de imponer el hambre y la miseria para verse obligado a prescindir de su orgullo y de su dignidad”.
Asi son los campamentos de Tindouf, con clases sociales metamorfoseadas en tradiciones tribales y en formas de ser ancestrales. Peor que ayer, peor que mañana. ¿Acaso puede existir en estos tristes campamentos quien cree realmente que esto es un estado?
Ni Argelia… ni muchos altos caciques de la cúpula del Polisario ni sus apoyos en espana y en África del Sur.
El Polisario se dirige hacia el caos, arrastrando con él a miles de inocentes que no han cometido ningún error, salvo el que no poder hacer frente al difunto secuestrador  Mahfud Ould Biba y a Mostafa Al Bachir.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page