Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf Preguntas impertinentes

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

La dirección de la banda del Polisario parece haber dado firmes instrucciones a sus milicianos para que no respondan a ninguna pregunta de la población, que, dicho sea de paso, prol:iferan desde hace días (semanas) de manera muy inquietante para el Polisario y su mentor argelino.
Algunos se “atreven” incluso de preguntar cosas que les puedan conducir a la prisión de Rabuni por haberlas sacado de “medios determinantemente prohibidos en estos campamentos”. La alusión es a Marruecos y su prensa u otros medios no dóciles con Argelia ni consentidores con el Polisario.
Aquí, en estos campamentos la única fuente es el “Frente” y en su ausencia el padrino argelino que sabe responder y està “al tanto”.
Y es que, cada vez màs y lo que es “peor” es incontrolable, la gente converge en su información y en su conocimiento a los medios de comunicación y redes sociales marroquíes.
Así las cosas al no surtir efecto las multiples tentativas de escarmentamiento para los que se atreven a ver o a escuchar a lo que no es “Frente”, el Polisario acaba de decretar como crimen de lesa majestad el recurrir a la prensa no del “movimiento”.
Show More

Related Articles

Close
Close