Cronica desde TindufFeatured

Campamentos de Tindouf: Vuelve la tensión y vuelve la represión Khalil R’Guibi

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Ante las continuas, casi diarias redadas, arrestos, maltratos, expulsión y deportación de Argelia de los subsaharianos, la población de estos campamentos comienza a pensar en su futuro en caso de que tuviera que correr el mismo destino que no es ni extraño ni imprevisible, lo que ha obligado al Polisario a reforzar de manera espectacular sus dispositivos de seguridad para detectar y evitar que la población contemplara el retorno a su país: Marruecos.

De este modo, desde hace semanas, a pesar del mortal riesgo que corren en un campamento (de concentración) y en una dudosa indiferencia de las ONG regionales e internacionales de derechos humanos, los movimiento de protesta de la población de los campamentos se prosiguen y se recrudecen coincidiendo con la celebración en la Asamblea general de la Cuarta comisión, presentada, de manera monótona y aburrida 42 veces como una providencia.

Una odisea que roza el suicidio, a pesar de lo cual no pocos comienzan a desafiar el orden establecido por los argelinos y ejecutado por sus domésticos del Polisario para preguntar hasta cuando este drama y por qué unos han adquirido una estrella y otros se sienten estrellados.

En Tindouf hará falta un poco más que la represión argelino-polisarista para sofocar este grito de libertad.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page