Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: ¿Cuántos sahrauies son?

La mortal amenaza contra el Polisario

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si, por milagro, alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

 

Un “influyente” personaje de la secretaria general del Polisario en Rabouni, me decía ayer que ante el giro que ha dado la inapropiada confesión, hace unos días, del refugiado Al Ghali Al Mostafa Assayid en la prensa española, el padrino argelino le ha tirado fuertemente de las orejas “a pesar de que, según él, fue su idea para asustar a posibles aperturas de nuevos consulados en el Sahara”.

Me interlocutor teme que “la actual ofensiva de presión contra España acabara también siendo un error del Frente”.

Si decirlo claramente, el hombre califica de “error tras otro, el otro más grave que el primero”.

Como la mayoría de los pocos sahrauies en este campamento, el hombre afirma que “nada es cierto. Hay menos visibilidad que antes y la impresión general en los campamentos es que ‘esto’ se acaba”.

“En efecto, hoy por hoy no es fácil encontrar en estos campamentos a un saharaui”, enfatiza con tono triste y nostálgico antes de explicar “el caso que van imponiéndose, gracias a las irreconciliables pugnas tribales y las presiones ejercidas por las autoridades argelinas para garantizarse un favorable equilibrio demográfico”.

No era muy astuto: el hombre tenía bien calculados sus propósitos que las quería sacar a flote. Una de sus frases lo corrobora: “Sin coherencia entre la dirección del Frente, analiza filosóficamente, toda decisión cae en el campo argelino. Casi no sabemos quién somos, qué hacemos y por qué estamos aquí”.

Por poco añadía: si no muy lejos nos espera la sombra fresca y el cariño de una patria, la nuestra: Marruecos. Si no lo dijo fue por miedo, que, como se dice en estos campamentos, las tiendas de campaña tienen orejas.

Quien no ha querido cuando podía, no podrá cuando querrá. El inevitable fin.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page