Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: Despertar de una pesadilla

Entusiasmo apagado

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

En visita de “negocios” por los campamentos argelinos de Tinduf, algunos “socios” españoles del Polisario en su comercio saharaui no ocultan su asombro ante lo que califican de “metamorfosis” de la posición de la población de estos tristes campamentos. “Se ha esfumado el entusiasmo de antaño. La gente está pendiente de Marruecos que, paradójicamente acapara más atención que el propio Polisario”, contaba ayer, medio inquieto, medio perplejo V. M un habitual de los campamentos y de las comisiones de la ayuda humanitaria desde el país Valenciano.

VM no vacila en afirmar que “creo que vamos a tener que buscar ora vía”. Él que nunca ignoraba el destino de la ayuda que traía y el destino que, en principio, debía tomar, cree ahora que la gente ya no exige solo arroz, leche en polvo y huevos, sino libertad y dignidad.

VM suplica que no se mencione su nombre y que no se comente lo que revela. Conociendo el carácter Pol potista de sus socios del Polisario, el hombre teme por su vida y por sus negocios, aunque “en el fondo puedo crear una gravísima situación para muchos dirigentes del ‘frente’”.

Sus revelaciones pueden interesar, pero como otros nunca llegarán. Argelia y su Polisario lo han previsto y planificado el medio de contrarrestarlo.

Sin embargo, los hay que creen que, tarde o temprano sabremos de qué se trataba.

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close