Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: Efervescencia

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

Muchos hablan de la manifestación ayer en Rabuni, sede de la secretaria general del Polisario. Muchos hablaban hace poco de otra manifestación. Los próximos relatan las atrocidades de las fuerzas de represión del Polisario contra indefensas masas que reclaman justicia.

Pero eso no es todo, en estos tristes campamentos. Manifestaciones, protestas y hasta condenas publicas tiene lugar a lo largo del día, pero muchas de forma esporádica para evitar la prisión y la tortura.

En esta poco lógica óptica, informaciones de fuentes dignas de fe señalan, desde hace semanas, el despido, el cese y la expulsión de, incluso, algunos elementos con sus oficiales de estas fuerzas de represión al negarse a maltratar a sus hermanos. “Los que protestan no son nuestros hermanos”. Con esta lapidaria frase ordenaba un alto cargo del Polisario a las fuerzas bajo sus órdenes a atacar “duramente a estos esbirros al servicio de Marruecos”.

“Duramente” … que decenas se encuentran en las prisiones, otras desaparecidas y todas amenazadas de muerte si prosiguen sus movimientos de protesta.

Efervescencia en Tinduf. Los campamentos viven momentos extremadamente nerviosos. Los próximos días van a conocer un crecimiento de las protestas y de los desafíos a los domésticos de Argel.

 

 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page