Cronica desde Tinduf

Campamentos de Tinduf El “chiste” de los DD. HH

 

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar .

Nada hace reír a esta triste gente más que cuando alguien de la cúpula del Polisario habla de derechos Humanos. “Aquí hay más prisiones que escuelas”, comenta M.CH quien recibe como respuesta: “las es cuelas las financia la ayuda humanitaria que nunca llega y las prisiones Argelia que si llega”.

El Polisario se va convirtiéndose en el hazmerreír de la gente… Los dirigentes del Polisario llevan meses… anos no pronunciando más que incongruencias. ¿A quién quieren convencer? “A los que se obsequia con un par de bolsas de arroz más”.

En este tenso clima, los “socios” españoles se hacen raros. Aconsejados de no “aparecer mucho” a riesgo de ser linchados, los “solidarios a sueldo” españoles prefieren, desde base meses, cobrar de lejos.

Algunos jóvenes han pensado en crear una célula para informar a los donantes españoles donde va a parar sus donaciones y cuánto cobran los “solidarios a sueldo” como comisiones.

¿A quién beneficiaria una solución de este problema? “A ninguno de estas aves de rapiña polisaristas ni a sus mentores argelinos ni a sus socios y asalariados españoles”.

Hay mucho negocio por medio y ni rasgo de humanitarismo.

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close