Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: Francamente…

Lo posible y lo imposible

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

No soy el único, pero tanto aquí en estos tristes campamentos como fuera de ellos, no pocos se preguntan lo que estaría esperando Marruecos de una voraz milicia como el Polisario.

El Consejo de seguridad de la ONU lo sino de la manera más explicita, más clara y más contundente más de una vez: el prefabricado conflicto del Sahara es un asunto bilateral argelino-marroquí.

¿No quiere Argelia aceptarlo, derogando su deber a su Polisario?

Marruecos debe elegir entre el Polisario y el Movimiento saharaui para la paz (MSP). Negociar es siempre útil y productivo y explorar tras vías más fiables como el MSP puede resultar extremadamente positivo para todos. Del Polisario, una milicia pirata, al servicio del hegemonismo de su amo argelino, nada se puede esperar, sino hacer perdurar el problema para poder ordeñar más. En 45, casi 46 anos ¿Qué es lo que se ha avanzado? Con los delincuentes se debe ir con cuidado o evitarlos.

La única dinámica en el Sahara marroquí, inherente de desembocar en algo tangible y concreto es cambiar de “interlocutor”. Para ello hay un proceso con la ONU y la UA y este proceso debe comenzar ahora para no durar otros 46 años. desperdiciar la ocasion y la circunstancia historicas conllevaria gravisimas consecuencias.

La autonomía del Sahara es posible, pero no con el Polisario de Argelia.

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page