Campamentos de Tinduf: Gusanos y gusanos Khalil R’Guibi

0
Atados a la vida mientras que sus hermanos viven su vida en Marruecos

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Hace poco el profesor Al Hassan Achahbar planteaba una incongruencia cubana que muy difícil, pero muy difícil se puede comprender: a los cubanos salidos de Cuba y refugiados en Miami se les llama en Cuba gusanos… vende patrias etc. ¿Y los que han salido o fueron sacados por fuerza de sus tierras, de sus casas, de sus familias y de su patria marroquí hacia los campamentos de refugiadizados en Tindouf?
Un amigo español, me decía hace poco que en los campamentos escuchaba “cosas que, desgraciadamente no puede revelar”. ¿Por qué? Le pregunté. “Sencillamente porque esta historia de la RASD està muy mal montada por Argelia y la gente quiere regresar a su país: Marruecos”.
Otra cosa seria proclamarlo como lo exige una limpia conciencia. Pero no todas las “barrigas están llenas de lo ilícito”, como decimos los saharauis, las de los responsables de las asociaciones de “solidaridad con el pueblo español” en España menos.
¿Saben que, desde la crisis socio-económica en Argelia debido a la baja de los precios del barril del crudo, el número de estas seudo asociaciones ha bajado drásticamente?
No vamos a responder porque es obvio, pero si vamos a revelar que a algunos presidentes de estas asociaciones aunque “trabajan” menos le siguen pagando Argelia para no revelar los “misterios” de Tindouf.
Negocios sucios… conciencias sucias. Dividendos en forma de sudor y lágrimas. La historia nunca les absolverà.