Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: ¿Ha dicho Usted un censo?

Cuàntos son?

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

En Madrid nadie se ha tomado la molestia de preguntarse por qué en casi medio siglo, Argelia y su Polisario rechazan, a capa y espada, un simple y muy útil censo de las poblaciones en los campamentos argelinos en Tinduf.

Razon de Estado?

¿Cuántos sahrauies, cuantos argelinos, cuantos mauritanos, cuantos malíes, cuantos nigerianos (de Níger) …?

Khalid Bendriss de la « Asociación de Apoyo a la Iniciativa de Autonomía de Marruecos » señaló en el reciente C-24 de la ONU que “Los campamentos de Tinduf siguen siendo una excepción peculiar y un caso atípico en el mundo humanitario  » recordando, que nunca se ha realizado un censo y registro de la población de estos campamentos por parte del ACNUR.

Un desafío a las resoluciones el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y una manera clara y explícita de decir a la ONU y a quien quiera escucharlo que los rehenes de Tinduf son justamente el fondo de comercio de la banda y de su mentor argelino.

 « Durante casi medio siglo, record Bendriss ante el C-24, el país anfitrión y el Polisario han rechazado de manera sistemática y categórica las solicitudes de ACNUR para realizar un censo de la población de los campamentos de Tinduf », denunciando la malversación sistemática con impunidad, de la ayuda humanitaria destinada para la población de estos campamentos por los líderes del Polisario para su enriquecimiento.

Me imagino que no solo el Polisario y su mentor argelino se niegan a un censo de la ONU, sino también muchos de sus socios y asalariados españoles de la malversación de la ayuda humanitaria internacional, auténtica gallina de huevos de oro para todos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page