Cronica desde TindufCrónicas

Campamentos de Tinduf: II- Revelación sobre los médicos diplomados en Cuba

Infancia robada

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

La mayoría de los hijos de los “notables” del Polisario, una vez, diplomados médicos, por obra y gracia de sus “influyentes” padres se presentan en la embajada española (o de otro país) en La Habana y solicitan asilo o bien, basándose en la nacionalidad española de los parientes o bien (muy pocos) presentando expedientes sobre la “amenaza potencial” a la que se exponen si regresan a los campamentos argelinos de Tinduf.

Me contaba un desafortunado que, sin padres influyentes ni el valor de presentar el mencionado expediente, se ha visto de nuevo en los campamentos. “Algunos se han suicidado”. Una realidad oculta a cal y canto por la cúpula del Polisario que, parece, según mi interlocutor, descubrir que los que envía para estudios de medicina u otra disciplina en Cuba, acaban “capitalizándose” y viendo “otras perspectivas.

“Todo, menos la ‘RASD4 o su mentor argelino”.  EFSR ha intentado pasar al otro lado del muro de la vergüenza. “me devolvieron las fuerzas argelinas después de 14 días de mazmorra fría en una región que nunca llegué a identificar.

EFSR es más cubano que polisaristas. Llegó a Pinar del Rio a los 4 años, perdiendo como lo califica él mismo “mi infancia y el amor, ternura, afecto y el cariño de los padres”.

Médicos, pero también ingenieros de todas las ramas, la mayoría de los cuales están o bien en España viviendo “decentemente” o en algunos países africanos sin el aval del Polisario.

Afficher plus

Articles similaires

344 Comentario

  1. As a multi-generational concern with deep roots in the community, our legacy is very leading to us. Our partnership with azithromycintok allows us to care for the choice patron serving and responsiveness our customers assume while positioning us to vie against the larger national chains.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page