Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf Infancia mártir

Ganga de conciencia

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Maestros del odio y del bandolerismo, los responsables del Polisario no escatiman esfuerzo alguno para alargar el drama de la población de este gulag argelino de Tinduf.

La maquinaria propagandística, empieza con los niños más pequeños con su adoctrinamiento en escuelas
Oberven como el niño de color de atràs no le dan ni la gorra

Confinada a vida, privada de sus derechos más elementales de circular y de expresarse, obligada a convertirse en escaparate para la mendicidad internacional, la población de estos tristes campamentos ve a sus hijos adiestrados como si fueran caninos.

Evangilizacion de niños saharauies en una iglesia de España.: la obra siniestra del Polisario y de su mentor argelino

De muy corta edad, debido al coronavirus, cerrados los mercados españoles para la venta de pequeños para su reconversión o instrumentos para conmover, niños saharauis en los campamentos argelinos de Tinduf pasan sus vacaciones en campos de minas y en instrucciones en armas y en ideología del odio y de la violencia.

El Polisario trata de formar una generación de terroristas detrás de la cual podría ocultarse para garantizar su vil supervivencia. Detrás de él, está parte de Argelia con su APS y sus nostálgicos militares, reconvertidos en comerciantes de la tragedia de los sahruis.

Parte, porque la otra parte de Argelia, se está despertando, descubriendo los horrores de la invención del Polisario… la peor amenaza contra la existencia misma de Argelia, después de haberlo sido contra su política, su economía y su imagen internacional.

La historia de Frankenstein saharaui.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page