Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: La confiscación de la celebración

Prohibido respirar...!

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 A pesar del toque de queda y estado de sitio, la victoria de Marruecos frente a Bélgica esta tarde en Doha no ha dejado indiferente a nadie en campamentos argelinos de Tinduf.

Confiscada hasta su sonrisa, la población comenta, cuando lo puede, con júbilo y admiración la victoria de su país, Marruecos, dando espalda a las chiquilladas del Polisario al respecto.

Una celebración, de esta forma, puede costar caro. Y un comentario al respecto peor. ¡Prohibido expresarse!… ¡prohibido sonreír!… ¡Prohibido respirar!

El gulag argelino de Tinduf franquea una nueva etapa en la represión y la confiscación de las libertades individuales y colectivas.

Hay el Polisario y su mentor argelino, y esto debe bastar.

No obstante, desde Argel se ve todo este espectáculo con inquietud porque se teme que crezca y se potencie.

La junta militar argelina ve como en el menor feliz acontecimiento marroquí la población de su gulag no logra ocultar su regocijo y su júbilo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page