Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Campamentos de Tinduf: Layun: Marruecos campeón de FUTSAL (CAN 2020)

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

¿A qué suena: Marruecos proclamado campeón de la CAN 2020 de fútbol sala en Layún?

A mil sonidos… todos desembocan en uno: Esperanza. Layun, metrópoli. Detrás… muy detrás, marchitada aquella Layun del protectorado, pequeña aldea polvorienta, donde el difunto padre de Brahim Ghali cumplía sus servicios en la administración colonial.

La metamorfosis. La metamorfosis… la voluntad de trabajar, ayudar, paliar las deficiencias, impulsar el desarrollo, el progreso, el avance. Layun, la marroquí, Layun la realidad, el presente y el futuro.

Layun es, hoy en día, otra cosa… Antónimo de Tinduf y de sus gulags. Una ciudad que se asma al futuro y así la ven los africanos, los latinoamericanos y todo el mundo. Layun, el ejemplo, Layun que no para de moverse y en la que los vende patrias, por corte de sueldo prefieren tomar los 4 tés.

Las poblaciones de estos tristes campamentos han seguido “religiosamente” las diferentes etapas de la CAN 2020 de futbol sala. ¿No nos han dicho que iban a…? han dicho, han vuelto a decir, abusaron de repetir lo mismo sin nunca un desenlace. Lo suyo es la malversación de la ayuda humanitaria, los diversos tráficos y la ganancia rápida e ilícita. Los “refugiados” y refugiadizados son el puente para ello.

Unos (Marruecos) hacen, otros (Argelia) y su Polisario hablan…

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer