Cronica desde Tinduf

Campamentos de Tinduf ¡Palabra de saharauis!

Papel del CORCAS en España

 

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Un ex colega de mis tiempos en el llamado” circulo” diplomático” del Polisario en los años 80 en España y después en América Latina, Mahfud. Ould R me confesaba ayer que nada duele a los caciques del Polisario y sus mentores argelinos que la presencia de los saharauis marroquíes en la escena internacional.

Mahfud me comentaba que los miembros de la cúpula del Polisario tiemblan cuando piensan que el CORCAS puede aspirar a algún estatuto de representación en España. “Es su derecho más legitimo después de todo ¿Quién en el Polisario es más saharaui que Ijalihanna Ould Rchid y otros miembros del Corcas? La mayoría de los dirigentes del Polisario eran o ellos o sus padres domésticos con la familia Rchid”.

La verdad es que no replicaba a Mahfud por si las moscas… Pero el hombre parecía sincero y harto del totalitarismo Pol polista del “frente”.

Mahfud no es el único en la cúpula polisarista cansado de las prácticas de Ghali y sus 40 ladrones a pesar de que, perteneciendo a la misma fracción de la tribu de Rguibat, el hombre beneficia con toda su familia, más de la mitad de la cual está entre Layun y Smara en Marruecos.

“No puedes imaginar las inquietudes argelinas y polisaristas con los movimientos y actividad de ASADEH en España”.

Mahfud me explica que las autoridades españolas no esperan más que este tipo de equilibrios, pero… “España accedería inmediatamente a una solicitud en este sentido”.

La presencia saharaui marroquí en España puede dar el golpe de  gracia a las mentiras del Polisario o lo que queda de él en España.

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close