Cronica desde TindufCrónicas

Campamentos de Tinduf: Revelación sobre los médicos diplomados en Cuba

Estafa y crimen contra la humanidad

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

“No lo digas a nadie porque si llegan a saberlo me ejecutarían”. La “lógica” suplica es de SJNV, un habitual del cuadrado más próximo de la “decisión” en la secretaria general del Polisario en Rabuni.

“El 80 hasta el 90% de los enviados a Cuba para estudios de medicina son hijos de los dignatarios de la cúpula y decidores del Frente Polisario”.

SJNV inspecciona el lugar mil veces con sus dilatados ojos, antes de soltar una palabra: “de tal modo que, una vez diplomados, sus padres les facilitan la ida y profesión en España, unos, e n Argelia otros y hasta en Mauritania, pero nunca aquí en estos miserables campamentos”.

SJNV precisa al respecto que depende de la categoría y de la función de los padres… Los menos apreciados van a Mauritania porque son hijos de responsables de rango inferior o que  no pertenezcan a la tribu Rguibat.

“Aquí no están para obras humanitarias. Aquí están para colectar la ayuda humanitaria y venderla en los mercados vecinos e incluso lejanos del continente, como África Del Sur y Mozambique.

Lo curioso es que las autoridades cubanas lo saben, pero no hacen nada para evitarlo. “de cierta manera explica las posturas de España y de Mauritania sobre la cuestión del Sahara”, señala SJNV, quien en tiempos del difunto Mohamed Abdelaziz, era uno de sus “cerebros grises” pero desde que Argelia impuso a Brahim Ghali se ha retirado para consagrarse a la gestion de su ‘fortuna »  (ganaderia, especialmente camellera) entre Tinduf y Mauritania acumulada durante el ejercicio de sus « responsabilidades en la « presidencia ».

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page