Campo de Huelva : triste realidad

0
el campo de Huelva

Así es como solucionan los presuntos implicados las denuncias sobre explotación laboral y abuso sexual en el campo de Huelva:

expulsando a las temporeras marroquíes que desarrollan su labor en Almonte.
Hamid El Idrissi El Imrani
Denunciado urgentemente por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) este mismo domingo después de que casi cuatrocientas jornaleras en la empresa “Doñana1998” fueran ´invitadas´ a subir a los autobuses que las devuelvan a su país de origen, todo ello a toda celeridad y sin aún haber finalizado sus contratos de trabajo.
Según el asesor jurídico de esta empresa objeto de la denuncia,  la temporada de recogida de fresa y frutos rojos había terminado por lo que se responde al “procedimiento normal”, hecho desmentido radicalmente por el abogado del SAT Jesús Díaz Formoso, quien esclarece que sus contratos terminaban a mitad de la semana que viene.
La denuncia se interponía en el Juzgado de Guardia de Huelva por el representante del SAT en esa ciudad, José Antonio Brazo Regalado. Con su “comisión de secuestro en estos momentos en el pueblo de Almonte, Finca Doñana 1998”, como rezaba la denuncia se evitaba que cerca de cien mujeres marroquíes temporeras pudieran ratificar mañana lunes sus denuncias ante las autoridades de la Inspección de Trabajo.
La Guardia Civil ha hecho regresar a la finca los autobuses que habían partido hasta que se analicen los hechos, sin que se registrara ningún desorden público, según los agentes.
Ayer sábado casi un centenar de jornaleras marroquíes se manifestaban bajo la protesta “No bien, no bien” como expresión de las condiciones en las que desarrollan su trabajo, materializándose posteriormente la denuncia ante la Guardia Civil de Almonte.
Las graves y relevantes informaciones publicadas en los últimos días en las que se constataban las pésimas condiciones laborales, incumplimiento de convenios, vejaciones y abusos de índole sexual por parte de capataces y/o empresarios y que otros sindicatos (CCOO y UGT) y colectivos del sector han puesto en tela de juicio por “no existir denuncias en los juzgados”, ha llegado a término.  Al unísono han respondido estas casi cien mujeres cuya unión y siempre bajo el apoyo jurídico y personal del SAT, se han mostrado dispuestas a vencer su miedo para al fin denunciar.

el campo de Huelva

Por ser fin de semana no se pudo formalizar esta denuncia en el Juzgado de Huelva, con lo cual se las emplazó a regresar de nuevo el lunes para seguir los trámites administrativos oficiales, aunque como hemos recogido sí lo hicieron en el Cuartel de la Guardia Civil de Almonte.
Por eso el lunes era un día clave y por eso la urgencia en informar de lo sucedido este domingo. Si no hay mujeres que puedan expresar de primera mano lo sucedido, todo quedaría en humo y de nuevo en el olvido.
Recordemos que la Fiscalía de Huelva abría diligencias a finales de mayo tras recibir documentación de la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía sobre el tema. La propia Consejera de Justicia e Interior de la Junta habría contado en sede parlamentaria los datos recogidos de primera mano de los representantes de las organizaciones sociales que trabajan con las temporeras extranjeras y  donde con anterioridad la propia Consejera reconocía “no tener conocimiento de la situación denunciada”.
El ejecutivo andaluz ha considerado que esta información no se quede en solo eso sino que tenga tratamiento judicial, pues sin duda hay indicios de delito y mucho que investigar.
¡¡ Hacemos un llamado a las autoridades responsables para parar este “secuestro” y a la protección de estas mujeres trabajadoras!!