CrónicasDeportesEn voz altaFeatured

CAN-2021: Charlatanería… cierta forma de “mistificar” el realismo .

Charlatanería y charlatanes

 

Yaundé : AFAJDAR Anouar (Map)

¡Gris-gris! Selecciones que desembarcaron en Camerún con ambiciones, cuando menos,  « hiperbólicas », no encontraron en esta CAN-2021 otras « salidas de emergencia » a su fracaso que « emboscarse » tras pretextos supersticiosos y « mágicos ».

Si esta edición fue rica en acontecimientos y sorpresas, también habrá sido una oportunidad para que los más fervientes amantes de la lingüística y los neologismos enriquecieran aún más el vocabulario de un deporte que siempre se ha mantenido “limpio”.

Y con esto en mente, nuevos términos ingresan ahora al campo léxico de la magia redonda para desviar la mirada lejos, “muy lejos” de la verdadera realidad. La del campo.

Remedios ilusorios a insuficiencias comprobadas, estos motivos parecen funcionar bien con algunos que sin duda son amantes de la famosa película “El Exorcista”.

Llegan la charlatanería, la brujería y el “Rokiya”, para sustituir así a la táctica, el juego y… el fútbol.

Nadie puede negar que en África se toman muy en serio las acusaciones de utilizar prácticas de brujería para interferir en los juegos de azar.

Pero utilizar estas razones sobrenaturales, evocándolas una y otra vez, sigue siendo la forma más fácil para cualquiera de expresar una cierta falta de suerte, tal vez, o una incapacidad para salir de un círculo vicioso que finalmente nunca conducirá a metas.

Recientemente en las redes sociales, los « influencers » han dejado paso, a la hora de una derrota o una eliminación, a exorcistas. Estos salen de cualquier parte para ofrecer « sus servicios », « una rokiya » a su manera que será susceptible de « alejar la mala suerte », el « mal de ojo », la « magia », la « hechicería »…! ¿Qué pasa con el bajo rendimiento entonces?

Y esto sólo tiene sentido en una mentalidad que todavía cree en la existencia de fuerzas ocultas y sobrenaturales que, en un partido de fútbol, ​​pueden manipular el balón. Fuerzas sobrehumanas que darían un “empujón”… ¡Olive y Tom!

Corto. Un partido de fútbol es un simple balón, 22 jugadores y un campo. El destino tras los 90 minutos se decidirá, sobre todo, jugando al fútbol.

Y no todos los equipos que dominan son necesariamente los que ganan con el pitido final. Seamos justos y aceptemos la derrota como victoria.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page