FeaturedMarruecos

Carta abierta al señor Wali de la región Tánger-Tetuán-Alhucema Propuesta para movilizar las reformas económicas y sociales en la región de Tánger-Tetuán-Alhucema  Por Mokhtar Gharbi (Periodista) ([email protected])

 

 Introducción:

 Ayer, lunes 24 de abril, falleció otra ciudadana marroquí, de las que la denominan porteadoras, que buscan la vida con sudor y sufrimiento fuera del contexto de su patria incrédula. Concretamente, en su ciudad ocupada de Sebta donde dejó su vida, y dios sabe qué más dejó detrás de ella, familia o hijos. Hace poco de tres semanas, otra ciudadana joven murió en aquel cruce de la muerte, al igual que otras anteriormente.

 Señor Wali
Tras los repetidos acontecimientos,  tristes y trágicos en el cruce entre Fnideq y la ciudad ocupada de Sebta, donde ciudadanos marroquíes son expuestos a la humillación, violencia y brutalidad por parte de las autoridades españoles de seguridad, antes y siempre con sangrientos enfrentamientos, que dejaron y siguen dejando víctimas marroquíes impotentes frente al ogro del desempleo, pobreza y fragilidad social, parece que la situación nos obliga a pensar y reflexionar sobre nuevos enfoques sociales y económicos que evitan a nuestros ciudadanos lo que sufren para buscar pequeños ingresos que protegen su dignidad y contribuyen en la estabilidad de sus vidas, las de sus hijos y de sus sucesores.

 Sabe usted, señor gobernador, que el estado social y económico de la población en la ciudad ocupada depende totalmente de los mercados comerciales frecuentados por marroquíes donde dejan diariamente millones de dírhams, deducidos de nuestro crédito financiero. El contrabando de las mercancías contribuye en las grandes pérdidas para nuestros comerciantes y nuestras empresas,  además de la humillación a la dignidad de nuestros ciudadanos.

Sabemos que estos factores y otros muchos más, entre ellos los relacionados con la unidad territorial marroquí, Marruecos tiene todos los datos, detalles y  números, pero no sabemos cómo tolerarla sin pensar en alternativas que, en primer lugar, sirven y benefician a Marruecos, en segundo lugar a los ciudadanos y evitándonos sus desventajas sobre la economía nacional en tercer lugar 

  No dudo de que Marruecos tiene algunas percepciones para enfrentar a esta situación, pero sabemos que están relacionadas con otras sobre las relaciones bilaterales hispanomarroquies envueltas de una visión particular sobre estas relaciones que pueden afectarse con decisiones que puede Marruecos tomarlas para proteger sus fronteras y su economía, y que puedan tener negativos efectos sobre la economía de Sebta y su población.
Pero, en todos los casos, todos estas temas tienen varias distintas salidas que Marruecos tiene la razón de decidirlas, porque son parte de su soberanía que nadie o que ninguna postura por la otra parte puede negarla de cualquier motivo y manera, tampoco puede adoptarla de la misma parte justificándola como un trato no amistoso.  Por todo lo dicho anteriormente, y considerando que tenemos empresas y empresarios que disponen de recursos financieros, humanos, técnicos y tecnológicos para crear diferentes unidades industriales de múltiples producciones y especialidades en las zonas adyacentes a la ciudad de Sebta, sin lugar a dudas contribuirá a la absorción de mano de obra y la atenuación del desempleo y la lucha contra el contrabando, además de la reducción de la competencia que daña la economía nacional.
 
   Parece apropiado, en virtud de sus responsabilidades, y en coordinación con el gobierno, invitar a una reunión general de los empresarios ricos y las empresas de la región para estudiar un proyecto industrial y social con el objetivo de crear zonas industriales gigantes o polos de productividad  Multidisciplinarios, que, sin duda, contribuirán en la observación de todos  fenómenos del desempleo, pobreza y la vulnerabilidad social, también contribuirá a un gran renacimiento económico y social que cambiará todos los aspectos de la actual situación catastrófica.
 En el mismo contexto, se debe buscar una herramienta para que la prioridad del empleo sea para los hijos de la zona y sus jóvenes expuestos, desde hace muchos años, a la marginación y racismo en su búsqueda de trabajo en los antiguos y nuevos  talleres, porque sufrieron y siguen sufriendo de la exclusión intencionada y sistemática.
Lo que necesitamos hoy, antes que mañana, es crear zonas industriales pegadas a Sebta y Mlilia para ofrecer puestos de trabajo a los desempleados, fabricar productos de competencia y luchar contra los que inundan el mercado local, regional y nacional. Entonces, no necesitaremos los productos de contrabando, ni habrá quien inunda el mercado con lo que podemos nosotros fabricarlo.
 Todo lo que vemos y vivimos, en esta zona,  de desequilibrios sociales y económicos es cosa de los servicios de control que toleran actos inapropiados, es decir, que hay una especie de protección a aspectos abusivos, en los mayores casos son de servicios oficiales. Existen fuertes indicios de que hay una normalización entre varias partes para que no se agite esta clase de temas, todos se benefician según el grado de los servicios prestados.
   Las reformas son una prioridad, pero, algunos responsables de la administración sólo corren atrás sus intereses personales, además hay un gran derroche en las ofertas del mercado y talleres de reformas, donde una gran parte del dinero público va a los bolsillos de los corruptos y oportunistas.
  Mi propuesta y sugerencia es sencilla y simple, si la escuchais y ponerla a la práctica, seguro que habrán aspectos espectaculares de desarrollo en la región que será armoniosa y de resultados impresionantes.
Toda la región del norte pasó por tiempos difíciles durante más de 40 años, en algunas etapa han sido peores y muy malas, cuando un puñado de personas muy malas se apoderaron de la zona y la hundieron en actividades negras.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page