CrónicasEn voz altaFeatured

« Ghali-Gate »: las maniobras clandestinas del gobierno español, reveladas por El País

Màs revelaciones

 

El canciller argelino Sabri Boukadou se reunió con su homóloga española Arancha González Laya el lunes 29 de marzo.

España se estaba preparando para la llegada de Brahim Ghali a principios de abril, pero tenía la intención de notificar a Rabat mucho más tarde, revela el diario El País. Fuentes diplomáticas revelan la cara oculta de esta transaccion concertada entre Argel y Madrid.

La recepción de Brahim Ghali en España fue negociada por Madrid y Argel a principios de abril, según revelan fuentes diplomáticas al diario El País, el medio más leído del país. La solicitud vino del gobierno argelino a través de su canciller Sabri Boukadoum, quien había realizado una visita oficial a Madrid el pasado 29 de marzo.

De vuelta a Argel, el ministro envió su petición para que « el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, gravemente afectado por el Covid-19 y en peligro de muerte, sea hospitalizado en España », escribe el diario.

La misma solicitud había sido presentada al gobierno alemán, continúa la misma fuente, confirmando así la información transmitida por la revista Jeune Afrique. Sin embargo, Berlín rechazó esta solicitud, dice El País.

« La delicada solicitud ha sido analizada al más alto nivel », dijo el diario, y señaló que la solicitud fue recibida con desgana por el ministro del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska.

Sin embargo, la solicitud de Argel será aceptada « por razones estrictamente humanitarias », dicen las fuentes diplomáticas del diario, haciéndose eco del lenguaje de la ministra de Relaciones Exteriores de España, Arancha González Laya.

Las mismas fuentes indican que la solicitud fue aceptada « dado el carácter estratégico de las relaciones con Argelia, primer proveedor de gas del mercado español ».

« El Madrid queria prevenir Rabat »

El 18 de abril, un avión médico presidencial argelino aterrizó en la base aérea de Zaragoza (noreste de España). Brahim Ghali estaba a bordo, lo esperaba una ambulancia y una escolta policial que lo traslado al hospital de San Pedro de Logroño.

Brahim Ghali entró en España con su pasaporte diplomático, pero fue ingresado con un nombre falso en el hospital, « por motivos de seguridad », revelan las mismas fuentes. A su llegada a España, Brahim Ghali fue informado de que podía ser citado por un juez, aunque en ese momento no se había dictado orden de detención en su contra.

La ministra de Relaciones Exteriores de España tenía la intención de informar a su homólogo marroquí de la llegada, dicen fuentes gubernamentales, « pero la noticia se conoció antes de que lo pudiera hacer ».

Arancha González Laya finalmente se dirigió a su homólogo, Nasser Bourita, para explicarle los motivos de esta recepción no deseada. Explicaciones que no han convencido a Marruecos, que considera este « grave acto contrario al espíritu de asociación y buena vecindad », pidiendo que el líder separatista sea llevado ante la justicia ante las denuncias de víctimas de violación, tortura y violaciones de derechos.

Tras comprobar su identidad, los tribunales españoles citaron a Brahim Ghali para que compareciera el 1 de junio. Una comparecencia que sin embargo no puede producirse, dado su estado de salud.

Fuentes gubernamentales dicen que « (su) tarea era salvarle la vida y eso es lo que (ellos) hicieron ». En cuanto a su audiencia, el gobierno no interferirá en lo que decida la justicia, afirmó Arancha González Laya.

De: H24

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page