CrónicasFeaturedLo diré en versos

CATORCE VERSOS DE ORO Y ARENA PARA MI PADRE Favio Ceballos (La Argentina)

Vísperas de la celebración del Día del padre.

Agradecido, como todo hombre de buena voluntad, dedico a mi padre(guía en el desierto de los espejismos) las breves líneas de mi oficio que brotaran del misterio de la sangre, mi heredad.

Fruto también de los estudios que el abuelo dictara per saltum vía la genética surgir pueden. Confiado recibo en múltiples significados del símbolo estás reminiscencias con el valor de otrora, al compás de una música propiedad de ancestrales ignotos. Asumo este otorgamiento en feliz custodia con la perrmnidad del cantar davidico, eludiendo las cruces del olvido.

Nobleza obliga y para la honra de ellos: catorce versos de oro y arena.

LA MEDIDA DE MIDAS

« todo lo que tocamos se nos parece »

Stella Maris Sandoval

_________________

El pobre al rey Midas le dió de beber

nadie imaginaba lo que sucedió

 Dionisos aureo poder le concedió.

 Tarde anochecida, y amanecer

 el rey va cansado sin poder comer.

Su sueño de oro que lo desvió

en cruel pesadilla se le convirtió

no puede tocar ni a su propia mujer.

El plateado espejo refleja su faz

se acerca al reflejo, de su soledad,

lo toca y se pierde, última ilusión.

Su mundo dorado ya no tiene paz

es vano y distante, todo vanidad

como el gris vacío de su corazón.

Favio Ceballos

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page