Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Células durmientes y otros… España/Sahara marroquí: “ni cambio ni giro”

Puntos sobre las ies

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria s por milagro”. internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

 

En un testimonio de valor histórico a la Cadena Ser, el ex presidente de España, José Luis Zapatero ha tenido a bien recordar a las células durmientes en España cuando se trata del Sahara marroquí, a los que desean explotar la circunstancia para hacerse una salud y para los que temen por sus sueldos, salarios e incluso bonificaciones que, siendo Presidente del gobierno español había recibido en su momento el texto de la propuesta de autonomía en su Sahara por Marruecos (Palacio o Exteriores).

El ex inquilino de la Moncloa puntualiza al respecto que la había exhaustiva y minuciosamente examinado y aprobado.

Dicho con más claridad: España había aprobado la propuesta marroquí de autonomía en su Sahara lo que el actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez lo hace público. Es decir: un necesario cambio en la innegable continuidad.

Las cosas, claras. En la época de Zapatero no existía Podemos y aun no se podía plagiar lo de “Yes, we can” de Barack Obama.

Dicho esto, precisemos que Sánchez no hizo más que corroborar lo que la ONU, la realidad histórica y los imperativos políticos y geopolíticos lo testimonian.

Más dijo e hizo la administración Trump, privilegiando la autonomía en el Sahara marroquí y reconociendo la soberanía de Marruecos sobre la totalidad de sus provincias del Sur, pero no sucedió nada… absolutamente nada no en España ni en Argelia, mucho menos en su garrapata polisarista.

Y es que en Estados Unidos no hay asalariados de Argelia.

En este mismo orden de ideas, Argelia ha llamado a su embajador en Madrid « a consultas, lo que no había hecho con Estados Unidos durante su reconocimiento de la soberanía marroquí sobre la totalidad de su Sahara y lo que, por otra parte, explica que el inventado problema del Sahara es un asunto literalmente bilateral argelino-marroquí en el que el Polisario no es màs que un instrumento de ejecución.

Es la dinámica de la historia y del derecho internacional.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page