Cronica desde TindufFeatured

Chengriha: Entre la Fanfarronería y la Hipocresía Militar

Los que no saben nada

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

¡Ah, una nueva perorata protagonizada por el veterano Chengriha! Parece que la obsesión por Marruecos le llega hasta el tuétano, ¡marocófobo declarado! En su última entrega, Chengriha ha decidido jugar al acróbata geopolítico, intentando equilibrar la cuestión palestina y el conflicto del Sáhara marroquí.

En un arrebato verbal al que nos tiene acostumbrados y que parece nublar su cordura, Chengriha ha comparado las penurias de la colonización con su fijación marroquí. ¡Vaya dislate!

Desde su pedestal, en medio de una « visita de trabajo e inspección » en la segunda región militar de Orán, Chengriha ha proclamado que « la Argelia que sufrió las penurias de la colonización seguirá siendo fiel a sus posiciones frente a las causas justas en todo el mundo, encabezadas por las causas saharaui y palestina ». ¡Qué magnífica hipocresía, Chengriha, nos defiendes las causas justas mientras ignoras olímpicamente las injusticias en tu propio patio trasero!

Pero eso no es todo, el general de cuerpo de ejército, en su afán de evadir el deber de reserva militar, ha ordenado a las tropas argelinas continuar con « los esfuerzos de formación y preparación para el combate en el año 2023-2024 con toda la rigurosidad necesaria ». ¡Porque nunca sabes cuándo necesitarás demostrar tu destreza militar en el circo internacional!

Y, por si fuera poco, Chengriha, sin pestañear, afirma que « la ANP está completamente lista para hacer frente a cualquier amenaza que pueda afectar la seguridad y la paz de la nación, sin importar su naturaleza o tamaño ». ¡Ah, la fanfarronería del militar gerontócrata, siempre lista para el espectáculo!

En fin, visto lo visto, Chengriha sigue siendo el director de la orquesta militar argelina, tocando la partitura de la hostilidad hacia Marruecos. ¿Cuánto aguantaremos las bravuconadas de este señor de la guerra? ¡Estaremos atentos a la próxima actuación de este drama gerontocrático militar!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page