CrónicasFeaturedTú, por ejemploVela en la obscuridad

China: un pais llamado a liderar José Antonio Carbonell Buzzian

Tribuna

El sistema capitalista mundial se encontraba en las puertas de otra crisis más aguda que la de los años 2008-2009, este virus adelantará los tiempos y agregará nuevos condimentos que se tendrán que analizar, a fecha de hoy siendo honestos, no resultaría ningún hallazgo decir que la mayor perjudicada con esta pandemia será la Unión Europea, pero esta catástrofe no parecerá suficiente para detener el impacto social y económico ni tampoco para salvar el pellejo de los Estados Unidos como primera potencia hegemónica.

Por esto a día de hoy la gran beneficiaria del adelantamiento de esta crisis mundial será China, un país que ha estado en la sombra haciendo su trabajo como una hormiga obrera convirtiéndose en un exportador neto en materias primas en un momento en que sus precios se derrumban. No han centrado sus inversiones en actividades turísticas como lo han hecho muchos países europeos, China cuenta con un poderoso mercado interno que ha ido fortaleciendo al estado con una poderosa identidad nacional con un trabajo muy minucioso de ingeniería política, extendiéndose a nivel mundial con proyectos de inversión, construcción de vías de transporte, localización y control de materias primas, convenios de comercio, lanzamiento de una criptomoneda DC/EP que hará que su moneda se fortalezca ante el dólar. En esta etapa de transición donde se diluye la globalización con la misma probabilidad pasará con los organismos internacionales de control, donde tendrán que llegar los tiempos de recambios de liderazgo y el debilitamiento de los organismos supranacionales serán muy favorables para resolver posicionamientos geopolíticos en la carrera armamentística.

Esto nos tendría que llevar a tener que hacer algunas conclusiones sobre el panorama que se dibuja en nuestro horizonte más inmediato.

El globo terráqueo después de esta catastrófica pandemia estará calificado por una mayor desarticulación  de la globalización impuesta por el neoliberalismo que, limita la intervención de los estados en asuntos jurídicos y económicos.

Un mercado donde los posibles cambios se tendrían que desarrollar en aquellas naciones donde puedan vincularse la lucha y el protagonismo del pueblo.

Aunque trágico pero posible sería la evidente desarticulación de la globalización como tal donde la Unión Europea sería golpeada por la salida del Brexit inglés.

“El único país que puede ayudarnos es China por ahora, todos entendieron que la solidaridad europea no existe, eso fue un cuento de hadas” (Aleksandar Vucic, presidente de Serbia).

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer