FeaturedFin de Trayecto

Circulo Universal Embajadores Paz De  nuestro embajador Adrián N. Escudero (Argentina)

“No todo es que escribe en versos es Poeta…”.

“(Pedro) Guarda tu espada, porque el que a hierro mata, a hierro muere” (Mat. 26,52).

La Guerra nunca será un medio para justificar un fin. La Historia Humana lo muestra y lo demuestra. Y la codicia y la explotación del hombre por el hombre, jamás serán resueltas fusil en mano. Sólo con semillas de cruz que den su vida (y no la quiten), habrá Vida, y vida para la Vida… Y Jesús sabía de lo que hablaba: por eso nos enseñó a amar al enemigo y a orar por quienes nos persiguen, al tanto que nos advertía prudencia y astucia en este mundo de lobos disfrazados de corderos.
Pero los hombres no lo entienden. No entienden que si el Señor no vigila la casa, la ciudad…, en vano vigila en centinela…
Y la revancha bautizada de justicia o de defensa propia, sólo alimenta -a la corta o la larga- también resentimiento y revancha, en un círculo vicioso que nos ha enterrado en nuestras propias lágrimas y miserias.
Sí, millares de guerras, y cerca nuestro, dos apocalípticas Guerras Mundiales, y el hombre (malo) no aprende. Por el contrario: su negocio es vender armas. Y los malvados o ingenuos, comprarlas para hacerse de justicia (venganza) o defenderse (sic) por las propias manos o en nombre de al o cual ideal: en un individuo, o en un colectivo llamado tribu, aldea, feudo, imperio o patria.
Es igual. El fin no justica los medios. Porque, finalmente y detrás de todo eso, don Dinero y los mezquinos intereses donde el Bien Común y la Fraternidad no cuentan. Y los cuatro Jinetes del Apocalipsis Continuo -la peste, el hambre, la guerra y la muerte- coronados de Gloria, ¡salud!
No me pidan entonces que rinda honores a los hombres “de armas”. Y menos aún a quienes la producen y colocan al mejor postor…
A los fundamentalistas del odio y la avaricia… Si nuestras patrias han sido forjadas a fuego: conquistadores patriotas y defensores criollos patriotas. Pueblos imperiales por sobre Pueblos Aborígenes. Pueblos imperiales contra Pueblos imperiales. Pueblos Aborígenes contra Pueblos Aborígenes. Aquí y acullá. Que si defender la tierra, que si defender el mar, que si defender el cielo… Una barbarie. Holocaustos por doquier… La Muerte es el banquete. Le pongan la justificación humana que le pongan: libertad, verdad, justicia…
¿paz? La Hipocresía es el nombre de lo denominado Política, y la lucha de clases y la lucha de reinos, de imperios y de patrias,
es llamada liberación…
… Liberación en un Mundo donde todo el mundo habla de derechos, más no de responsabilidades. Hay un DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, pero no hay un DÍA MUNDIAL DE LAS RESPONSABILIDADES HUMANAS. Un Mundo donde todo el mundo habla de LIBERTAD,
pero olvida aclarar que la misma, como el hombre mismo, tiene límites. De no, el LIBERTINAJE que se ha adueñado de nuestras casas y de nuestras calles, de nuestras familias y sociedades, hará sentir y cada vez para peor, el escarmiento…
Todos contra todos… Grietas y más grietas… Y, los pocos puentes que se tienden, como de cartón parecen…
O de palabras, palabras y palabras… O diplomacia que le dicen… Un Mundo que necesita imperiosamente
-no nos cansamos de repetirlo- consigo mismo y con su Creador…
Si dando se recibe, basta pensar en qué es lo que estamos dando para saber lo que tarde o temprano recibiremos…
Y sólo hay un Dios que da vida y la quita. Allá Él con sus designios. Pero como Padre, nos siente y quiere a todos como hijos…
Y ha tenido que dar la vida del más preciado de ellos para que entendiéramos por qué y para qué estamos hechos…
Pero han pasado ya más de 2.000 años de una Natividad a la que pronto celebraremos, y casi, casi todo sigue igual o peor.
El Orden Natural agredido por la ambición y la desidia. Ya ni se lo respeta en su fundamento humano de varón y mujer…
Machismos contra Feminismos, y Feminismos contra Machismos. Colectivos Matriarcales contra Colectivos Patriarcales.
Y viceversa. Ni Machismo ni Feminismo: Humanismo… Las Ideologías oprimiendo la mente y el espíritu de los hombres,
y ese nunca aprender que, la única siembra que nos justifica como seres humanos, es “militar” pero como sembradores
del amor y la armonía (paz) en el corazón humano.
Dios tenga piedad de nosotros.            Bendiciones navideñas.  Ora et labora.
Show More

Related Articles

Close
Close