CrónicasFeaturedSociedad

Circulo Universal Embajadores Paz de nuestro embajador Joseph Berolo (Colombia)

Bendigo la hora...

Bendigo la hora que me toca vivir, de vertientes diversas, de sabias opiniones, de pareceres aparentemente opuestos, de una misma esencia, todos, de anhelos de bienestar general, de territorios definidos, que, pese a estar marcados por los inevitables signos de las condiciones sociales, políticas, religiosas y económicas locales, son de búsqueda de un estado donde todos podamos vivir en paz.

Bendigo la hora de los encuentros con esas diferencias y bendigo el momento de vivirlas para ver correr libre el amoroso pensamiento/hacia el azar de todo los alientos. /busco hospedaje en el desierto, /en toda villa y refugio abierto/ y en todo pecho que me sienta/y en todo abrazo que me acoja. (…) ¡Solo quiero amar el todo humano/y que en mí, se anide lo divino!-de mi poema Vertientes.

 Que el destino que buscamos en  Uniletras, nos lleve al encuentro y comprensión  de las diferencias.Respeto la verdad, la que brilla por ausencia de rencor y se desborda en bondad y generosidad fraterna, y hace de la palabra un instrumento de luz entre las sombras. Bendigo la hora, corta por cierto que vivimos los poetas y escritores del mundo para que perdure “este paso pequeño para un hombre… gigantesco para la humanidad »  que estamos dando no en lo extraterrestre sino en esta partícula terrena que habitamos temporalmente.
RESPETO LAS DIFERENCIAS. LAS RESPETO por encima de toda debilidad humana, títulos y cargos, , mérito académico, estilo literario, lauros, galardones académicos, VISIBLIDAD, ésta de la web tan invisible y pasajera,  a veces tan falsa y tan dañina, cuna de la  arrogancia, el narcisismo, la auto adulación, y medio fácil por cierto para practicar   la mayor de las diferencias, la indiferencia.
Que sea LA PALABRA pura ,  iluminada,  oportuna, sin una sola mancha que la convierta en sombra, la que revele nuestra  única posible posición sobre “  esta  partícula terrenal que habitamos temporalmente.
A SU AMPARO ME ACOJO E INVITO A HACERLO LIBREMENTE  CON ÁNIMO SEMEJANTE A TODOS LOS BARDOS DE TODAS Y CADA UNA DE LAS INSTITUCIONES LITERARIAS DEL MUNDO.
En la variedad del pensamiento y la diversidad de la forma de aplicarlo, radica precisamente la creación misma– nacimos de un Big Bang, vivimos en constante evolución, por no decir revolución, y de tanto trajinar, producimos el concierto universal de vertientes diversas, modificadoras del malestar humano. Somos y no podemos evitarlo, seres mutantes a la par con la transformación de nuestro mundo, enraizados en la experiencia de vivir lo propio: de esa experiencia se deriva nuestra conducta social, religiosa, política, intelectual, unas veces, solidaria con el resto de nuestros congéneres, otras, en contraposición, fuerte y decidida, de convicción y certeza del por qué somos, pensamos y actuamos de una u otra manera.
El mito de la democracia radica en la muy equivocada percepción de que todos somos iguales. No lo somos prácticamente en nada que tenga que ver con aceptar a simple vista todo lo que se nos proponga. Dios nos ha dado la capacidad de sentir, pensar y actuar a modo propio-y de esa capacidad se deriva la diferencia entre ser humanos, o bestias de manada. como no lo somos, ni lo seremos, debemos ser lo que queremos ser-o nos traicionamos a nosotros mismos- somos poetas, lo que nos hace miembros de la verdadera sociedad estelar de la humanidad, invitados todos a la cena de la paz y la armonía, banquete celestial que al fin y al cabo, es de dioses sentarse a la mesa de la poesía, y disfrutar la sopa de las palabras,y condimentarla con la esencias del amor, la fe, la bondad, la generosidad y el cumplimiento. .– ¡brindemos! —que también allí se escancian vinos parnasianos— por vivir cenando siempre, bebiendo de nuestra propia copa, elevándola con la de todos los festejantes, que no es el contenido, de viñedos otros, sino el jugo que brota de la fuente del alma y de la mente individual, lo que queremos saborear para enriquecer la vertiente final de nuestra gran aventura intelectual. Es la suma de las diferencias para un todo definido para bien de todos.
 Así tendrá más colores el arco iris, más tonalidades el himno, más promesas el mensaje, mas delirios la batalla, más encanto la serenata, más sabor el vino, más elocuencia el mensaje, más valor el contenido, más pura la vertiente.
  ¡Brindemos todos sentados a la mesa… en nuestros puestos, en la grandiosa coloratura de la diversidad ante la unidad de nuestra existencia: La Paz Y La Armonía Universal!
  Naciones Unidas De Las Letras.    Un acto de fe y voluntad de ser uno para todos y todos para uno.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page