CrónicasFeaturedFin de Trayecto

Colorantes azoicos, ¿Los conoces? MARIAN ARETIO ROMERO (IslamNews.es)

NO HALAL EN COLOR

* Columna halal – Por Marian Aretio – elhalal.es

* Es importante aprender a distinguir en una etiqueta la procedencia de los colorantes, ya que todos son identificados con la misma nomenclatura, incluidos los minerales o naturales, y no distinguen los de origen animal del vegetal

* Los colorantes sintéticos deben acompañar una certificación y se identifican como Color Index (CI). Por ejemplo, el código CI75470 (Carmín E120), es un colorante que se extrae de la cochinilla. Es haram

* Algunos colorantes minerales resultan problemáticos por su contenido en metales pesados, como el cromo

Colorante alimentario

Un colorante alimentario es una sustancia añadida intencionadamente a los alimentos y bebidas para mejorar alguno de sus atributos, se utiliza para tonificar y recuperar el color de los alimentos, durante su almacenamiento o tras los tratamientos tecnológicos a que se ven sometidos durante su procesado.

El color es uno de los atributos en el que más se fijan los consumidores, el color resulta vital para que entre o no por los ojos, y tradicionalmente ha sido una práctica muy común servirse de colorantes naturales (el azafrán o la cochinilla colorante) para mejorar y hacer más atractivos los colores de los alimentos.

La lista positiva de aditivos colorantes autorizados para su uso en la elaboración de productos alimenticios, así como sus condiciones de utilización están recogidas en el Real Decreto 2001/1995, de 7 de diciembre https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1996-1387#top.

Decía el Mensajero de Dios (sws): “El halal y el haram están a la vista”, “La certeza anula la duda”

Estas simples palabras despejaron cualquier duda sobre todo aquello que se interpone entre ambos puntos, es decir, que entre ambas tribunas de elección hay una tercera opción: aquella en la que interviene la duda, propiciada por una situación de análisis que no consigue esclarecer si una determinada acción/producto/servicio están exentos de componentes tóxicos, ya sea en forma de sustancia oculta e indefinida o bien por algún elemento o compuesto inmoral.

Si leemos las muchas cosas que se dicen sobre los colorantes y sus “muchos beneficios”, es muy posible que acabemos haciéndoles sitio preponderante en nuestra cocina y en nuestra dieta diaria, pero hay que sacudirse tal sensación, pues si nos atenemos a los consejos del Profeta (sws), mejor será andar con cuidado, pues casi todos, por no decir todos, pertenecen a esa franja intermedia entre halal y haram, es decir, Muhsbooh (dudoso, que no se ha podido confirmar su inocuidad) lo que implica que es nuestra conciencia la que tiene que decidir, y que mejor opción que decantarse por lo que decía el Mensajero de Dios (sws), es decir, abstención.

¿Qué significan las siglas CI que se encuentra en muchos productos?

Aunque partimos de que los colorantes cosméticos deben ser sustancias inocuas para las personas (son el único ingrediente cosmético regulado por la FDA), existen colorantes de diferentes naturalezas y su efecto sobre la salud varía mucho.

Pueden ser inocuos, pero también los hay que provocan alergias, dermatitis o incluso producir enfermedades.  Los colorantes son aditivos ampliamente usados en cosmética, pueden ser de origen natural, mineral o sintético.

Es importante aprender a distinguir en una etiqueta la procedencia de los colorantes, ya que todos son identificados con la misma nomenclatura, incluidos los minerales o naturales, y no distinguen los de origen animal del vegetal.

Algunos colorantes minerales resultan problemáticos por su contenido en metales pesados, como el cromo.

Los colorantes sintéticos deben acompañar una certificación y se identifican como Color Index (CI). Por ejemplo, el código CI75470 (Carmín E120), es un colorante que se extrae de la cochinilla. Es haram.

ladybug-973917_640

Colorantes azoicos

Como en el caso de los demás colorantes artificiales, los colorantes azoicos autorizados para su utilización como aditivos alimentarios son todos solubles en agua, debido a la presencia de grupos sulfónicos.

Los colorantes azoicos se han cuestionado reiteradamente, debido a que muchos colorantes de esta familia han demostrado ser cancerígenos en experimentos con animales. Una diferencia fundamental es que los colorantes cancerígenos son poco polares, solubles en grasas, y atraviesan con cierta facilidad la barrera intestinal, incorporándose al organismo. En cambio, los colorantes autorizados, que son muy polares y solubles en agua, no se absorben.

Los colorantes sintéticos más usados son:

Tartrazina (E-102). Es uno de los colorantes de origen artificial más utilizado en los alimentos, aparece desde 1916. Es muy parecido en su composición al E110

En dosis pequeñas puede causar hiperactividad en niños. En Europa, desde su revisión en 2009, es obligatorio detallar en el etiquetado el siguiente aviso: « Puede tener efectos negativos sobre la actividad y atención de los niños”. En dosis grandes puede liberar histamina y aumentar los síntomas de asma, producir eczemas, urticaria y provocar insomnio. Al ser un colorante azoico, puede producir reacciones en personas con alergia al ácido salicílico. Su consumo a largo plazo puede favorecer la aparición de tumores. Prohibido en Australia. Nivel de toxicidad: ALTA

El E102 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

acid-red-sodium-872261_640

Amarillo Ocaso (E-110). Es de color amarillo intenso al naranja brillante. Se obtiene derivado del petróleo. Pertenece al grupo de colorantes azoicos. Es frecuente su combinación con otros colorantes como la Tartracina (E102), o la mezcla con Amaranto (E123) para así fabricar colorante marrón.

Se utiliza en sopas, fideos instantáneos, bebidas en polvo, batidos, zumos, néctares, jugos, galletas, flanes, gelatinas, yogures, snacks, fritos, harinas, conservas, productos ahumados, pastelería, mermeladas, salchichas… También suele usarse como colorante alimentario para paellas y arroces, en medicamentos de farmacia y multivitaminas.

Sus efectos secundarios son muy parecidos al E102. Prohibido en los países nórdicos. Nivel de toxicidad: ALTA

El E110 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Carmoisina (E-122). Es de color rojo al marrón. Se obtiene derivado del naftaleno, un compuesto común del petróleo, los combustibles fósiles, muy conocido como el “alquitrán blanco”, pertenece al mismo grupo que el E102 y E110. Se utiliza en tónicas, bebidas alcohólicas, licores, néctares, zumos, jugos, salsas rosas o rojas, helados, pastelería, mazapanes, yogures, chocolates, caramelos, golosinas, y productos de pescado o marisco. También se usa en colutorios, enjuagues bucales, medicamentos, paracetamol, ibuprofeno y en nutrición deportiva.

Sus efectos secundarios son muy parecidos al E102 y E110. Prohibido en Australia. Nivel de toxicidad: ALTA

El E122 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Amaranto (E-123). Es de color rojo al morado o púrpura. Al igual que el E122, se obtiene del naftaleno y es del mismo grupo: colorantes azoicos. Se usa en fruta confitada, glaseados, pasteles, chicles, caramelos y en algunos medicamentos de farmacia.

Sus efectos secundarios van en la línea de los anteriores, aunque en éste y en algunos estudios con ratas se ha establecido una conexión entre consumo de amaranto y la producción de tumores con efectos mutágenos, y teratógenos. Está prohibido en EEUU desde el año 1976. En otros países está prohibida su utilización en alimentos. Nivel de toxicidad: ALTA

El E123 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Rojo Ponceau 4R (E-124). Es de color rojo intenso. Es de la misma familia que los anteriores. Se utiliza en bebidas, refrescos, sodas, tónicas, yogures, caramelos, gelatinas, postres, golosinas, dulces, de frutas, mermeladas, pasteles, sopas, salsas, kétchup, embutidos, y colorantes alimentarios.

Sus efectos secundarios son muy parecidos a los anteriores. Nivel de toxicidad: ALTA

El E124 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Rojo 2G (E-128). Es de color rojo al rojo oscuro. Es de la misma familia que los anteriores. Se utiliza en refrescos, bebidas isotónicas, salchichas frescas, carne de hamburguesas y como elementos decorador de dulces y pasteles. Es un aditivo que está prohibido en Europa desde el año 2007. Países como Canadá, Australia, Israel, Japón y Malasia lo tienen prohibido. Nivel de toxicidad: ALTA

El E-128 no está en uso. está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

macarons-2179198_640

Rojo Allura AC (E-129). Es de color rojo intenso a oscuro. Es de la misma familia que los anteriores. Se creó en EEUU para sustituir al Amaranto. El E-129 es el colorante rojo más consumido. Se utiliza con las mismas funciones que los anteriores y con el añadido de  productos cárnicos. También se usa en tinta para tatuajes. Nivel de toxicidad: ALTA

El E-129 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Negro brillante BN (E-151). Es de color negro al azul oscuro. Es de la misma familia que los anteriores. Se utiliza en regaliz, caramelos, dulces, salsas, sopas de sobre, huevas de pescado y productos que asemejan caviar.

Sus efectos secundarios están en línea con los del E123. Está prohibido en EEUU, Francia, Alemania, Suiza, Bélgica, Austria, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Japón. Nivel de toxicidad: ALTA

El E151 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Marrón FK (E-154). Es de color marrón al rojo. Pertenece a la misma familia que los anteriores. Se utiliza en productos ahumados.  En Europa no se pudo garantizar su inocuidad, por lo que actualmente está retirado de la lista oficial de aditivos. Está prohibido en EEUU. Nivel de toxicidad: ALTA.

El E-154 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Marrón HT (E-155). Es de color marrón al rojo oscuro. Es de la misma familia que los anteriores. Se utiliza en chocolates, galletas, helados, etc.  Está prohibido en EEUU, Alemania, Bélgica, Suiza, Austria, Dinamarca, Suecia, Noruega… Nivel de toxicidad: ALTA

El E-155 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

Litolrrubina Bk (E-180). Es de color rojo. Es de la misma familia que los anteriores. Se utiliza en la cobertura de productos lácteos, preferentemente en quesos. Nivel de toxicidad: ALTA.

El E-180 está clasificado como Mushbooh, es decir, dudoso/bajo sospecha, que no se ha podido determinar su inocuidad, lo que le hace merecedor de etiqueta de “no halal”.

“Los aditivos alimentarios consumidos de una forma moderada, en las cantidades que vienen añadidas de fábrica en los productos, no deberían suponer riesgo para la salud”, eso dicen muchas advertencias sobre el uso de los colorantes artificiales, pero llama poderosamente la atención que a día de hoy no exista una regulación homogénea sobre los mismos, así como que no resulta convincente que colorantes muy parecidos en su composición, unos estén autorizados y otros no, y que algunos de ellos hayan  sido retirados después de haber sido autorizados.

Cuando vayas de compra, ve con cuidado con este tipo de colorantes, pues pueden perjudicar tu salud y la de los tuyos, además de incurrir en un consumo incierto.

De: IslamNews.es

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page