América LatinaFeaturedSociedad

COMO COMBATIR LAS ADICCIONES JUVENILES Dr. Mario H. Concha Vergara, Director (Primer Presidente) del Centro de Estudios del Magreb Para las Américas

Uno de los problemas más complejos en la sociedad actual, sea esta occidental u oriental, del norte o del sur, es el problema de las adicciones, especialmente de las drogas, debido a la introducción de  drogas tales como; MARIHUANA que  es, por ahora, la droga ilegal preferida por los usuarios. COCAÍNA  que es un estimulante del sistema nervioso y genera una fuerte adicción. INHALANTES, drogas usadas por las capas más bajas de la población debido a su fácil acceso y bajo costo. ALCOHOL, en algunos países como Chile y Argentina, España y Francia, y otros tomado en pequeñas cantidades es considerado un alimento por sus propiedades terapéuticas; sin embargo, se transforma en droga y adicción que mata las neuronas si los individuos consumidores se hacen adictos y alcohólicos.

TABACO. Esta yerba es casi tan perjudicial como la marihuana aunque no ha habido estudios que confirmen su consumo con daños neuronales; sin embargo, su adicción produce severos daño a lo pulmones y alvéolos pulmonares llegando a producir cáncer. TRANQUILIZANTES. Estos fármacos, en exceso y sin receta médica, producen serios trastornos cerebrales. ÉXTASIS. Esta droga es considerada como realmente peligrosa y en exceso produce la muerte o, si no, el comportamiento errático de los consumidores. HEROÍNA. Esta droga es  una de las más antiguas en el mundo y crea una dependencia total en los individuos que la consumen no permitiéndoles razonar, ni discernir, viviendo totalmente en un mundo de fantasía hasta que mueren.

Para combatir las adicciones juveniles debemos considerar varias cuestiones:

  • Identificar el nivel de consumo y riesgo de sustancias psicoactivas de los jóvenes de nivel de educación primaria, secundaria, técnica y universitaria que atentan en la salud personal y de la sociedad de los adolescentes.

  • Determinar cuál es el problema que lleva al adolescente a consumir drogas.

  • Identificar los hogares en los cuales existe a) micro tráfico; b) familiares o padres drogadictos o adictos, c) pobreza extrema en los hogares.

Adicciones

Autores como Keith Richards (2010) plantean que las adicciones son una enfermedad recurrentemente crónica del cerebro humano y estas se caracterizan por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, con consecuencias muy nocivas.

¿Por qué se considera enfermedad cerebral? Las drogas configuran el cerebro de tal manera que su estructura y funcionamiento se ven afectados, con cambios de larga duración dirigiendo a las personas a comportamientos muy peligrosos. Está comprobado, en diferentes países, que muchos crímenes se producen bajo los efectos de las drogas lo cual, sin embargo, no es un atenuante para el criminal pues él sabe perfectamente a que le puede conducir esta adicción.

Hay países en donde se aplica la pena de muerte a los consumidores sin considerar que ellos son víctimas de una enfermedad, la cual es tratable mediante largas estadías en clínicas de desintoxicación, habiendo pruebas de varios casos clínicos con excelentes resultados.

                     La niñez y la adolescencia son un periodo en el desarrollo biológico, psicológico, sexual y social  iniciándose entre los 10 a 12 años, y su finalización a los 19 o 20. Los traficantes, de acuerdo a la información recabada de la Policía chilena comienzan por iniciar a los niños y adolescentes en las adicciones y venta dándoles, al principio droga gratis y dándoles regalos que ellos, los niños, no podrían comprar porque por lo general vienen de estratos muy bajos de la población. Les crean una dependencia no solo a la droga sino que también al dinero, llevándoles a rehuir la realidad.

                     En la salud física y social las drogas provocan diversas enfermedades, daños y perjuicios al organismo, tales como hepatitis, cirrosis y trastornos cardiovasculares, entre otros. En los daños psicológicos la adicción genera trastornos mentales como alucinaciones y cambios de humor repentino. Y en lo social los adictos son blanco de rechazo, agresiones y conflictos de la sociedad. Muchos se transforman en criminales llegando a dañar a sus propios familiares.

Drogas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que cualquier sustancia, natural o sintética, que al consumirse puede alterar la actividad mental y física de las personas, debido a sus efectos sobre el Sistema Nervioso Central, es una DROGA. La OMS plantea que droga es “toda sustancia que, introducida en un organismo vivo, pueda modificar una o varias de sus funciones” (García L.2012.).

 El alcoholismo.

El alcohol juega un papel determinante en la vida social de los individuos, ya que puede estar presente en cualquier tipo de eventos. A través de la historia el alcohol ha formado parte de la vida y cultura de las sociedades.

El alcoholismo es consumo crónico o periódico de alcohol con una ingesta incontrolable de alcohol, seguidos por periodos de intoxicación y una notable falta de responsabilidad con respecto al consumo mismo. (Edwards y Gross, 2008).Es por eso que vemos a personas tiradas en las calles, desarrapadas, que no respetan a sus hogares, cometiendo crímenes, etcétera. Esta adicción es una de las más dañinas y que causan efectos colaterales como ineficiencia en el trabajo, grandes pérdidas económicas, catástrofes aéreas por pilotos que son alcohólicos, etcétera. Se han creado instituciones de alcohólicos anónimos que han ayudado a combatir estas adicciones.

Tabaquismo

                     Al ser muy adictivo, el tabaco también es considerado ser una droga: pero a pesar de todo es que se comercializa de forma legal y sus plantaciones y fabricación están controladas por grandes compañías transnacionales, las cuales tienen convenios con los gobiernos pues pagan altas tasas de impuestos. El tabaco, más bien en forma de cigarrillo, tiene un alto poder adictivo debido, principalmente, a su componente activo, la nicotina, que actúa sobre el sistema nervioso central. El fumador sufre una manifiesta dependencia física y psicológica que genera un importante síndrome de abstinencia.

¿Cómo se genera la drogadicción en los adolescentes?

“Muchos adolescentes sienten que pueden con todos los problemas que se les presenten y es por eso que para muchos consumir drogas es una salida fácil para resolverlos, o por el simple hecho de tomarlo como una diversión. (Claudia Patricia Zárate Rodríguez, Yazmin Yadira Hernández López, Eduardo Amador Vargas, México 2016).

Hay estudiantes, en que la mayoría de los padres consumen alcohol y/o drogas y  es por ello que estos adolescentes tienen una mayor posibilidad de consumirlo y transformarse en adictos. Para eso, por ejemplo, la ONG Rehabilitación y Esperanza (Chile) desarrolla cursos a través de Talleres y Seminarios para los estudiantes de secundaria y, a través de inducirlos al liderazgo anti adicciones, trabajando con sus pares, con lo cual se han obtenido óptimos resultados. Además, se debe considerar que las adicciones son un problema de Estado y éste, donde sea que exista, debe ayudar a resolver el problema, pues los adolescentes que son víctimas de abuso sexual, físico o psicológico, también tienen una mayor necesidad de buscar una vida diferente y al buscarla, muchas veces buscan la droga como vía de escape.

La familia, así como el medio ambiente influyen mucho en las adicciones; muchas veces los niños y jóvenes caen en esta enfermedad debido a problemas familiares, La familia, principalmente los padres, debe llevar una buena relación con sus hijos, conocer sobre sus amistades, sus pasatiempos, brindarles conocimientos sobre la drogadicción y demostrarles confianza; deben ayudarles en sus estudios, inducirlos a los deportes, al trabajo voluntario, etcétera. La sociedad como dijimos también influye en la drogadicción, porque en muchos casos en la comunidad donde habitan los jóvenes se ve la venta y consumo de drogas, esto puede ser un inicio para ellos caer. También son presa del ataque psicológico de los narcotraficantes quienes los inician en el consumo y en el microtráfico.

Combate al narcotráfico y Adicciones

El control de las drogas debe abordarse de tres formas: a) Educación integral; b) detención con fuertes penas a los traficantes; c) reducción de la demanda con tratamientos anti adicciones a quienes ya son adictos, reinsertándolos en la sociedad.

La reducción de la demanda ha cobrado significativa relevancia en los últimos años, ya que ha quedado claramente demostrado la adicción a las drogas y el alcohol es un trastorno o patología que obedece o “está determinada por múltiples factores, los cuales interactúan en tres dimensiones fundamentales: las características personales o individuales (biológicas y psicológicas), las características del contexto de interacción social (familia, comunidad, escuela, grupos de pertenencia, etcétera) y las características de la sustancias psicoactivas de consumo”. (Alfonzo Yumari et-al, Venezuela, 2010).

Debido a lo anterior debemos insistir en que las adicciones deben ser tomadas como enfermedades crónicas y a los adictos como enfermos y en lugar de perseguirlos el Estado debe tratar de salvarlos mediante tratamientos ad-hoc, sin violencia de ninguna naturaleza.

El Magreb

En el Magreb, Argelia y Marruecos no han sido inmunes a la llegada del narcotráfico latinoamericano. Una gran incautación de drogas en Argelia salpicó a varias personalidades de la Justicia, del Ejército, la Gendarmería y la política. El principal acusado fue el  promotor inmobiliario argelino Kamel Chikhi, conocido como Kamel el Carnicero. “Este empresario tenía la costumbre de filmar y grabar a sus cómplices para cubrirse las espaldas. Así que al ser detenido han ido saliendo a la luz sus encuentros con jueces, procuradores y algunos hijos de políticos”. (Peregil Francisco, Rabat 2018) Once magistrados han sido suspendidos de sus puestos y están inculpados, entre otros, el hijo del antiguo primer ministro Abdelmadjid Tebboune y el chófer personal de Abdelghani Hamel, jefe de la policía, quien fue destituido un mes después de incautada la cocaína.

El sitio digital argelino de mayor difusión, TSA, se preguntaba en junio: “Si la lucha contra el tráfico de estupefacientes se ha intensificado en los últimos años, ¿cómo explicar que las cantidades de droga que entran en el país sean cada vez más importantes?

En Marruecos hasta el momento nadie se hace este tipo de preguntas. Tampoco ha trascendido el nombre de ningún personaje equivalente a Kamel el Carnicero, ni se ha encarcelado a ningún militar o gendarme de alto rango. Pero el goteo de incautaciones. En Latinoamérica los narcotraficantes ya le tienen mucho temor a la policía secreta marroquí que ha desarticulado junto a policías del FBI  y de la Unión Europea algunos importantes contrabando de drogas, las cuales en general no son para el consumo interno sino que son para desviarlas a Europa.

Según el estudioso Tom Blickman (2017) en su libro  Reducción, contención o aceptación Marruecos y el cannabis. Durante los últimos 50 años, los productores de cannabis marroquíes han mostrado una notable resiliencia frente a los intentos del Gobierno para erradicar o reducir el cultivo, así como una importante capacidad para adaptarse a las circunstancias cambiantes del mercado internacional.

  • En Marruecos el Gobierno ha seguido una política de contención con respecto al cultivo de cannabis: no permitiendo que se inicie en nuevas zonas pero sí ha tolerado, que la producción se mantenga allí donde ya existía.

  • El rápido aumento del cultivo ilícito de cannabis en el Rif durante las últimas décadas, acompañado de las prácticas deficientes de conservación de los suelos, ha perjudicado gravemente los bosques, ya amenazados, y los frágiles ecosistemas del Rif, dice Blickman

  • El mercado no regulado del cannabis en Marruecos tiene consecuencias sociales negativas. Unos 48 000 productores han recibido órdenes de detención.

El problema con esos productores, que han vivido muchos años de las plantaciones de cannabis es que ya son una cultura que será muy difícil de erradicar de buenas a primeras. El cultivo y el uso del cannabis en Marruecos tienen una tradición de siglos. La introducción de la planta se remonta a un período que se situaría entre el siglo VII y XV, tras las conquistas árabes del norte de África. La pregunta que se hace la sociedad es ¿cómo terminar con esa cultura de ese tipo de drogas?

Así como en Marruecos, en Bolivia y Perú será difícil cambiar la cultura con respecto a las plantaciones, más necesaria se hace poder influir en las sociedades con la educación y salidas económicas diferentes a la plantación de plantas como la coca y cannabis, entre otras para ir limpiando al mundo de drogas que son tan perjudiciales, en especial para la juventud…

e-mail: conchamh@gmail.com

Show More

Related Articles

Close
Close