CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

  Como diría mi buena madre: “Mientras hay un solo caso, hay pandemia”

Ojo!

 

Con lo que vemos y sentimos, solo cabe pensar que este país está bajo la protección divina (la baraka), porque los marroquíes hacemos poco para acabar con esta pandemia.

No muchos recuerdan aun la mascarilla o el distanciamiento social o el protocolo higiénico. Sin embargo, el país va de bien a mejor, gracias, en gran parte a nuestros vacunados con la cuarta dosis (41.303 vulnerables o enfermos crónicos) de donde la vertiginosa baja del número de nuevos fallecimientos.

No bastante, para un feliz desenlace debemos ser conscientes de que depende de nosotros y no parece que nos preocupemos mucho, o por lo menos la inmensa mayoría.

27 nuevos contagios es un motivo de satisfacción y, hasta cierto punto, de seguridad. Sin embargo, es posible hacer más y mejor.

Nada es más peligroso que bajar la guardia en esta recta final. Covid-19 sigue entre nosotros y no espera más que un descuido o una inadvertencia.

[email protected]

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page